Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Carmen Ferreras

Zamoreando

Carmen Ferreras

Eso también es igualdad

Las administraciones deben ser como los administrados

APARCAMIENTOS PARA MINUSVALIDOS EN LA PLAZA CLAUDIO MOYANO. JAVIER DE LA FUENTE

Me encanta el titular de nuestro periódico: “Tráfico e Inspección de Trabajo de Zamora tendrán que pagar por los aparcamientos reservados”. Y no me encanta, precisamente porque se aluda a Tráfico y a Inspección de Trabajo, sino por el hecho de que las administraciones, todas las administraciones, se igualen al resto de ciudadanos. Si los pobres mortales no podemos tener frente a nuestros hogares o nuestros puestos de trabajo, aparcamiento reservado porque, en todo caso, eso se reserva para los jerifaltes, que estos, sobre todo los procedentes de la administración, se equiparen al resto de ciudadanos.

Ya está bien de prebendas y otras cuestiones. Las administraciones deben ser como el conjunto de los administrados, iguales a los ojos de la ley y de los hombres. De hecho, una sentencia, que aplaudo, obliga a las administraciones a abonar el tributo municipal igual que el resto de ciudadanos. Yo creí, tonta de mí, que con la llegada al poder de la izquierda prometedora, todas sus promesas se iban a cumplir a rajatabla. Mi decepción es mayúscula porque nada de lo dicho y prometido se ha cumplido. Los administrados al hoyo y ellos al bollo de las constantes subidas que, en el caso del Congreso y el Senado, nada digo ya del Gobierno, es escandalosa, estratosférica.

Un solo político de los que van y vienen a Madrid, concentra un sueldo inapropiado en estos tiempos y con la que está cayendo. Comprendo la pugna constante de los y las que han venido mamando de tan rico maná a lo largo de los últimos tiempos, por mantenerse en el cargo. Los rostros se repiten, para desespero del votante. Los tontos somos los votantes que los perpetuamos. La democracia les proporciona la oposición gratuita y nosotros validamos con el voto su paseo por las Cortes.

Volviendo a lo que nos ocupa, me parce de perlas que todas las administraciones públicas y organismos dependientes de ellas, estén obligados a pagar la tasa municipal por ocupación de la vía pública. En una democracia progresista nadie puede ser más que nadie. A ver si los progres se enteran porque es lo que ellos han venido propugnando. Al fin y al cabo el dinero sale del cajón que vamos llenando los ciudadanos. Somos los grandes paganos. Sólo que por eso deberían mostrarnos más agradecimiento, mayor respeto y altas dosis de consideración. No hay manera.

Tanto clamar por la igualdad, y no solo la que debe equiparar a hombres y mujeres, y no se hace nada porque así sea. Esta sentencia es también un paso hacia la igualdad entre los ciudadanos, entre Administración y administrados. Bienvenida sea.

Compartir el artículo

stats