Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

José Martín Barrigós

Sayago salda su deuda con Luis Cortés Vázquez

Con deseo añadido y la invitación a todos los sayagueses a que participen en los actos programados

Imagen de Luis Cortés

Vuelve Luis Cortés Vázquez a aquel Fermoselle de su infancia, en los años treinta del pasado siglo, en que era Luisito, el nieto de don Leocadio Vázquez, el boticario de la villa vinatera. Fermosellanos y sayagueses se concentrarán para rendirle homenaje por su obra Donde Sayago Termina… Fermoselle, el primoroso y genial libro coral en el que el vivir y los aconteceres de sayagueses y follacos quedan reflejados para la historia, en una narración vivaz, clara y subyugante, que nos hace sentir los afanes y emociones de un pueblo industrioso y emprendedor y los colores, olores y la singular traza del callejero y monumentos de la localidad. Reflejo auténtico y sincero de lo que un niño ve y siente en los años en que se interesa por todo y está descubriendo el mundo.

En noviembre del pasado año, desde estás mismas páginas, recordaba yo a Sayago que estaba en deuda con el profesor y etnógrafo Luis Cortés (La Opinión, 12/11/202) por el enorme y extraordinario regalo de un libro de estas características. Y señalaba que saldarla con alguna acción de notable relevancia le correspondía a la corporación municipal de villa que se menciona e inmortaliza en el título del libro.

Fermoselle, el primoroso y genial libro coral en el que el vivir y los aconteceres de sayagueses y follacos quedan reflejados para la historia, en una narración vivaz, clara y subyugante, que nos hace sentir los afanes y emociones de un pueblo

decoration

De mi proclama se hizo eco el coordinador cultural del municipio, César Nieto Carrasco y el buen alcalde José Manuel Pilo aceptó con entusiasmo la propuesta de incluir una jornada para homenajear a Luis Cortés en la semana anual de “Fermoselle es cultura” en su edición de 2022. Justo es mencionar aquí sus nombres y agradecérselo.

Ahora, llegado el tiempo de su celebración, en esta misma semana, con la misma honradez de miras con que hice pública mi admonición entonces, manifiesto mi felicitación sin ambages. Con deseo añadido y la invitación a todos los sayagueses a que participen en los actos programados, poniendo de manifiesto se adhesión ferviente al homenaje popular en honor de un prócer eminente e internacionalmente reconocido que, en 1981, fecha de la primera edición de su libro puso a Sayago, a sus gentes y su valía en el orbe cultural literario. Un galardón inestimable y perdurable del que la comarca sayaguesa y la capital de los Arribes del Duero pueden sentirse orgullosos y presumir de ello. ¡Casi nada!

Compartir el artículo

stats