Kiosko

La Opinión de Zamora

Logo carta de los lectores

Valdescorriel cultural. Exposición y marcha solidaria por la Sierra de la Culebra

Pancarta de la marcha solidaria por la Culebra

Finalizadas las fiestas patronales en honor de Santa Marta, que han tenido lugar en el mes de julio, concretamente los días 28, jueves, (víspera), día 29, viernes, festividad de Santa Marta, con procesión, misa en honor de su patrona, actuaciones musicales, juegos infantiles y, el día 30, domingo, misa en honor de todos nuestros difuntos. Acto este último que recuerdo se ha venido celebrando desde mi más tierna infancia y que debe perdurar, pues siempre hemos de tener presentes a todos nuestros familiares, amigos y conocidos que de una u otra forma han estado vinculados con nuestro querido pueblo de Valdescorriel. Y qué mejor momento que en las fiestas patronales que están presentes los no residentes, que nacieron y vivieron su infancia y adolescencia aquí, en su pueblo, y por motivos laborales o profesionales tuvieron que ausentarse, muchos en contra de su voluntad. Pero las circunstancias mandan y se imponen a los deseos.

Valdescorriel, además de celebrar sus fiestas patronales, la última semana del mes de julio, a lo largo de todo el año mantiene a través de la Asociación de Jubilados San Pelayo y de la Asociación Cultural, actividades culturales de diverso tipo, que hacen que esté viva la unión entre las personas residentes en el pueblo y los ausentes por razones laborales o residenciales, pero, que a través de estas asociaciones culturales mantienen viva la vinculación con el pueblo que les vio nacer.

Durante los días 5, 6 y 7 del presente mes de agosto en la Casa de Cultura, sita en la planta superior del Ayuntamiento, ha tenido lugar una exposición del artista benaventano José Ángel Llamas Gangoso, oriundo del vecino pueblo de Cerecinos de Campos, cuna del artista Baltasar Lobo, donde expone sus obras sobre diverso temas, religioso, naturaleza, fauna y relativos a la literatura, pues, hablando con el artista, Sr. LLamas Gangoso, sobre un trabajo que exponía sobre D. Quijote y su escudero Sancho Panza, me explicó, cómo observando detenidamente se podía ver la cara de D. Miguel de Cervantes y Saavedra, como pude comprobar “ in situ”.

Me llamaron especialmente la atención la Virgen de la Piedad, varios Cristos y un crucifijo, así como animales varios.

Me comentaba el artista que la asistencia estaba siendo muy buena, motivo por el cual le felicité y deseé lo mejor.

A última hora de la tarde, del sábado, día 6, partió de la Plaza de la Villa, un marcha solidaria, portando una pancarta en la que se podía leer: “Marcha solidaria Sierra de la Culebra. ¡¡Zamora arde, cuidémosla! Es labor de todos”.

La marcha solidaria es una prueba más de la sensibilidad de los zamoranos por todo aquello que ocurre en nuestra provincia, tan olvidada y castigada por los fuegos de la Sierra de la Culebra y zonas limítrofes.

Nuestros paisanos afectados por los incendios necesitan ayuda estatal ¡ya!, de forma urgente. No sirven las buenas palabras y las visitas de cortesía para la foto a los lugares afectados, sino acciones inmediatas de ayuda a las personas que viven en los lugares maltratados por los fuegos, en plural, y que de la noche a la mañana han perdido su casas, sus pertenencias, sus medios de vida, animales, cosechas, etc..., es decir, todo absolutamente, producto del esfuerzo, trabajo y privaciones de generaciones y generaciones. Eso lo sabemos muy bien las gentes del campo zamorano.

Si nuestra provincia ya estaba mal, ahora está peor. Por ello llamo la atención de los señores políticos y de los responsables de las instituciones nacionales, autonómicas y provinciales, para que se pongan manos a la obra ¡ya! El tema no admite períodos vacacionales y, procedan a ayudar con todos los medios a los perjudicados, pues, los animales en su comida diaria no admiten demoras, ni proyectos de estudio, si no realidades concretas de carácter Urgente. Mañana es tarde. Valdescorriel, en su medida, aporta su grano de arena a la causa de la Sierra de la Culebra, pues, como dice nuestro refranero : “Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero.”

Y en otro orden de cosas, sirvan estas breves líneas, para dar a conocer a los señores políticos nacionales, regionales y provinciales que Valdescorriel está vivo y es un pueblo que fomenta la cultura y la solidaridad y necesita su ayuda.

En próximas columnas les reclamaré a los señores políticos, lo que tantas veces les he demandado para Valdescorriel, y en honor a la verdad, sin respuesta, y debo recordarles que la respuesta o contestación a una petición es lo mínimo, mínimo, que imponen las elementales normas de educación y urbanidad recogidas en los manuales de buenas formas de Ezequiel Solana o de D. Ángel Amable, cuya lectura les recomiendo y conmigo no lo han hecho, pero ya les anticipo que les seguiré recordando la limpieza del regato o reguero de Valdescorriel, por razones de salubridad e higiene y la reparación del camino agrícola de Valdescorriel a Villalpando.

El día pasado, de regreso de Valdescorriel a Valladolid, una señora de cierta edad, al subir al coche de línea en Medina de Ríoseco, a los pocos viajeros que veníamos, nos dio las buenas y agrego “ los buenos días y las buenas tardes, y la hora no se niegan a nadie”.

La manifestación pública de la buena señora, que seguramente en su infancia leyó el manual de urbanidad y buenas formas de D. Ezequiel Solana, me trajo a la mente que quien escribe estás líneas un caluroso día de agosto, tiene en su pueblo, Valdescorriel, que recuerde una persona que no le da los buenos días o tardes.

Espero que los pueblos afectados se unan a tan fundada y necesaria petición y el diputado provincial de la zona de Villalpando, a donde pertenece Valdescorriel, tome cartas en el asunto y no dé la callada por respuesta, pues, es un tema que nos afecta a todos.

Próximamente habrá elecciones y presumo que tal vez algún político se pase por los pueblos afectados por el camino en cuestión, pidiendo el voto, desde aquí ya les anticipo, que con quien estás líneas escribe no cuenten, porque no creo en promesas incumplidas.

“Obras son amores y no buenas razones”, decimos por estos pagos, olvidados por los políticos. Valdescorriel es un pueblo vivo que camina hacia la prosperidad.

Felicito a los miembros de las asociaciones culturales de Valdescorriel, que de manera desinteresada se preocupan por hacer un pueblo mejor.

Pedro Bécares de Lera

Compartir el artículo

stats