Kiosko

La Opinión de Zamora

Carmen Ferreras

Zamoreando

Carmen Ferreras

¡Ha salido ya!

El Tribunal Supremo ha ratificado la condena por el fraude de los ERE

Magdalena Álvarez GUSTAVO CUEVAS

Sí. Ha salido ya la sentencia en firme más esperada en lo que va de siglo. Por fin, el Tribunal Supremo ha ratificado, la condena de seis años de prisión que impuso la Audiencia Provincial de Sevilla al ex presidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán por el fraude de los ERE y de 9 años de inhabilitación para el también ex presidente andaluz Manuel Chaves. Sin duda el peor escándalo político en democracia, muy por encima de cualquier otro a izquierda y derecha. Solo que estos parecen tener bula. Apenas se les recuerda, apenas se dice nada de ellos, con lo que trincaron cuantos estuvieron a su alrededor y se supone que ellos mismos. El reparto fraudulento de estos fondos fue un ‘trinque’ sin parangón. Estamos hablando de la madre de todos los fraudes.

Entre los que acabarán en la trena figura la ex ministra Magdalena Álvarez, aquella a la que gustaba colgar a sus contrincantes de las catenarias

decoration

Como todavía cabe recurso de amparo por parte de la defensa de Griñán, son muchos los que, con desesperación, piensan que se valdrán de alguna argucia para salir bien librados o puede que indultados. Todo es posible en esta España desconocida donde la Justicia va, no donde quieren los Reyes, como reza el dicho aquel, sino donde quiere el presidente del Gobierno. A ver qué tiene que decir ahora la ministra de Educación y nueva portavoz del PSOE que, en su primera entrevista como tal, se dedicó a atacar, sin ton ni son, al nuevo líder popular, Alberto Núñez Feijóo. En lugar de pedir perdón por el caso de los ERE, prefirió emplearse a fondo contra el gallego, al más puro estilo de Adriana Lastra. Aquí me encaja lo de los perros y los collares, pero lo voy a dejar para otro momento.

Ya verá cómo ahora salen diciendo que eso no va con ellos, que eso es cosa del pasado. Lo que en realidad querrán decir es que esas prácticas fraudulentas son cosa del PSOE tal y como lo conocíamos antes. Esto de ahora es otra historia y se llama ‘Sanchismo’, aunque alguno no quiera dar crédito a esta nueva realidad que se ha venido forjando en el espectro político español, o lo que queda de él. Porque, lo de ahora, es una curiosa miscelánea.

El caso ERE cuenta con un total de 19 condenas. Diez cargos deberán entrar en prisión, seis quedarán inhabilitados y tan sólo tres absueltos. Por cierto, entre los que acabarán en la trena figura la ex ministra Magdalena Álvarez, aquella a la que gustaba colgar a sus contrincantes de las catenarias. El mayor caso de corrupción en cuanto a términos cuantitativos se refiere ya tiene su sentencia en firme. Ha tardado pero por fin ha salido.

Compartir el artículo

stats