Kiosko

La Opinión de Zamora

Logo carta de los lectores

Arde Zamora y nadie llora

UNA PAREJA RECORRE LA ZONA AFECTADA POR EL INCENDIO FORESTAL DE LA SIERRA DE LA CULEBRA. EMILIO FRAILE

Prendió la llama con ayuda de la meteorología /Y ardiendo estuvo sin freno tras uno, otro día / Mirando con pavor, desolados y desconsolados / Los lugareños veían desaparecer sus ganados

El fuego no daba tregua y el aire le hacía el juego / Cambiando de rumbo desoyendo cualquier ruego /Tamaña desgracia nadie ponerla en duda podrá /Aunque seguro de ella, alguien beneficio sacará / No nos pongamos chulos ni nos llamemos a engaño

Todos sabemos, de este país del latrocinio su tamaño / Olvidados y abandonados por la administración sin pudor / Ahora vendrán vendiendo humo sin vergüenza ni rubor /Estulticia, mentiras, avaricia, mediocridad y envidia

Nuestra realidad y no salimos de nuestra desidia / Solo sacamos el genio cuando la desgracia sucedió / El estar divididos fue lo que hace ya tiempo nos perdió / Los políticos saben que somos fáciles de manipular

Por eso para no decir nada, no paran de hablar / Todos queremos cosas que no necesitamos ni merecemos / Y lo que importa ni lo valoramos ni lo defendemos / Esta vez le ha tocado a Zamora y mañana, se verá / Esto no ha parado y posiblemente, nunca lo hará

¿ Quién salva ahora lo que ya se perdió y no volverá? /¿Cómo cuidamos lo que nos da la vida y alimentará?

Miles de hectáreas calcinadas, perdida flora y fauna /Podría evitarse si lo cuidamos juntos, unidos, todos a una

Vivimos en sociedad y debiéramos velar por el común bienestar / Mejor apoyarnos, dialogar con respeto, hablar sin faltar

Tenemos un planeta en el que cabemos todos con comodidad/ No acaparemos y protejamos al planeta y a la humanidad / Mantengamos limpios los montes y no despilfarremos recursos / Los necesitamos y la naturaleza se cansa de nuestros abusos

Teresa Merino Sardino

Compartir el artículo

stats