Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Carmen Ferreras

Zamoreando

Carmen Ferreras

Frésame mucho

Es obligación fijarse en el etiquetado y comprar siempre producto nacional

Bandeja de fresas BILAWAL ARBAB

No seré yo quien ponga en duda que la fresa es un fruto delicioso. Y erótico, siempre asociado al placer y a la pasión. Y muy cinematográfico. Y saludable desde el punto de vista nutricional, salvo que se tengan problemas renales, entonces hay que aplicar la moderación y no abusar. Es conveniente saber que el consumo de fresas aporta una considerable cantidad de calcio, fósforo y magnesio. Es la fruta que tiene más vitamina C respecto a su peso. Son de la misma familia que las rosas. Tienen un aporte de azúcares comparativamente muy bajo. Tienen efecto laxante. Ayudan a la salud dental y son buenas contra la hipertensión.

Dicen que los besos de amor, saben a fresa, de ahí el título. A nadie cabe duda que las fresas son una de las frutas más conocidas, versátiles y con más seguidores del mundo. Las podemos comer solas, con nata, en batido, en ensaladas, con chocolate… hay mil formas, y todas ellas buenísimas. En España las podemos consumir todo el año, pero su estación, indudablemente, es la primavera. Y como en primavera estamos, no quiero amargarle su ingesta pero sí contar que las autoridades sanitarias de Estados Unidos y Canadá están investigando un brote de hepatitis A en ambos países que podría estar vinculado con fresas orgánicas cultivadas en…¡México!

o que estamos en la obligación de hacer es fijarnos en el etiquetado de procedencia y tratar de consumir productos españoles y especialmente de nuestra zona de residencia

decoration

Como en nuestros amados y nunca bien ponderados supermercados consumimos fruta procedente de cualquier país del mundo, fundamentalmente Marruecos, y muy poca cuyo origen sea España, si exceptuamos los riquísimos plátanos de Canarias, me he visto en la obligación de contarlo. Las fresas deben ser de España, a ser posible de Aranjuez o de Huelva. Nadie nos garantiza de que, además de en Estados Unidos y Canadá, las fresas mejicanas bajo sospecha no se hayan distribuido también en España.

La Agencia de Medicamentos y Alimentos lanzó una alerta el pasado 28 de mayo para evitar el consumo de este producto y la propagación de la enfermedad, que ya ha afectado al menos a 27 personas. Se han registrado 17 casos y 12 hospitalizaciones en USA. Las personas que informaron de infecciones en California, Minnesota y Canadá dijeron haber adquirido fresas orgánicas frescas antes de enfermar. No obstante, la agencia ha añadido la posibilidad de que haya más productos investigados.

La reina de las frutas está bajo sospecha, pero solo la procedente de México. Lo que estamos en la obligación de hacer es fijarnos en el etiquetado de procedencia y tratar de consumir productos españoles y especialmente de nuestra zona de residencia. Teniendo en cuenta ese detalle, hay que seguir haciendo honor a las fresas, solas o en compañía. Son un beso al paladar.

Compartir el artículo

stats