Kiosko

La Opinión de Zamora

Carmen Ferreras

Zamoreando

Carmen Ferreras

Pobre Policía pobre

El Gobierno ningunea a las Fuerzas de Seguridad del Estado

Dos agentes de la policía nacional Efe

A este Gobierno que sufrimos le encanta meter el dedo en el ojo a todo ‘quisque’. Siente preferencia por hacerlo a la Guardia Civil y a la Policía Nacional. Constantemente está ninguneando, cuando no provocando, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Este Gobierno, raro donde los haya, prefiere mimar a las policías periféricas, despreciando a la mejor Policía del mundo: la española.

El Gobierno tiene dinero, lo que no tiene es voluntad política para, a pesar de las promesas, cumplir con las necesidades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Una constante inaceptable que perjudica notablemente a ambos Cuerpos. Mientras el Ejecutivo de Sánchez se niega a cumplir sus acuerdos económicos y laborales con la Policía Nacional, dicen que “por falta de presupuesto”, ha sido capaz de destinar una importante partida de 1.009 millones de euros para ejecutar la financiación prevista para los Mossos d’Esquadra.

La brecha salarial entre un mosso, un ertzaina, un Guardia Civil y un Policía Nacional sigue siendo abismal, real e imperdonable

decoration

Ya son ganas de “jodobar”. Ya son ganas de humillar a quienes, precisamente, han protegido al presidente en tantos abucheos como se le han dedicado desde su santo advenimiento al poder. Abucheos que pudieron haber ido a más, si no hubiera sido por el celo profesional de la Policía Nacional. De los hombres y mujeres de un Cuerpo maltratado constantemente, en lo laboral y en lo económico. Un Cuerpo donde hay verdaderos héroes. Como los hay en la Guardia Civil, sin cuyo concurso España sería un país sin ley.

La brecha salarial entre un mosso, un ertzaina, un Guardia Civil y un Policía Nacional sigue siendo abismal, real e imperdonable. Me pregunto, y aquí incluyo también a las Fuerzas Armadas, ¿por qué el sueldo base de un policía, un guardia civil o un militar es inferior al salario mínimo? El trabajo que desempeña un mosso o un ertzaina no es ni parecido al que desarrollan un policía nacional o un guardia civil. Ni por asomo. Sin embargo los que más se exponen, los que garantizan nuestra seguridad y nuestras libertades son, precisamente, los peor tratados.

El Gobierno prometió una equiparación salarial que no se ha producido y me temo que no se producirá mientras Sánchez siga en el poder. Ha tenido tiempo de enmendar la plana y no lo ha hecho. Y eso que mossos y ertzainas sólo responden, llegado el caso, está demostrado, ante sus jefes catalanes y vascos. Interior, que ya sabemos de quién depende, sigue sin cumplir unos acuerdos firmados y rubricados que se remontan a 2018. Semejante discriminación es intolerable. Ya no cuela la permanente excusa gubernamental sobre la falta de presupuestos. La ‘propina’ de 1009 millones a Mossos lo desmiente.

Compartir el artículo

stats