Seguimos siendo informados y a la vez formados por LA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA, verdadera escuela pública que acoge la participación de quienes si están interesados en mejorar la vida de todos y sanear comportamientos impropios, sin molestar, pero sÍ poniendo el dedo en el lugar pertinente. Es práctica habitual que a los grandes jefes, sus asesores les preparan todos los días resúmenes de prensa para que se enteren algo, si quieren, cómo están las cosas. Pero o los resúmenes están mal hechos o no tienen voluntad de ponerse manos a la obra. Me he permitido tomando solamente este periódico hacer un breve resumen, para poner más en valor y visibilizar aún más algo de lo mucho que tan buenos periodistas como los nuestros escriben con frecuencia. También nuestra gente es bueno que sepan más de nuestros bienes y males. Es una pena que tan jugosas informaciones no se lean o se olviden pronto. Transcribo literalmente extrayendo de sus artículos, lo más sustancioso, invitando siempre a leer y releer de nuevo el texto completo. Por eso indico la fecha de su publicación.

Carmen Ferreras, 11 de febrero. Mientras no se extirpe el cáncer de la corrupción que pesa sobre la res política y que ha echado raíces en todas las administraciones, en unas más que en otras, la política seguirá oliendo a mierda porque hay muchos enmierdados haciendo. La Junta de Castilla y León está gobernada por el Partido Popular desde hace tanto que ni me acuerdo, por lo tanto la responsabilidad corresponde a los que gobiernan bajo esas siglas que tampoco son un dechado de honestidad y honradez.

David Redoli Morchón, 11 de febrero. La despoblación y el envejecimiento, ¿son la causa de nuestra situación o son las consecuencias derivadas de lustros de ineficaces políticas públicas, de años de escaso tejido cívico-social (capital social) y de decenios de languidez del tejido productivo (capital económico), tal y como aseguran numerosas investigaciones académicas? Son necesarias intervenciones multifactoriales y multisectoriales que vayan desde la mejora de las telecomunicaciones, hasta la introducción de nuevas actividades económicas o la revitalización del tejido asociativo.

Laura Rivera, 12 de febrero. “De dedos a dedos y reparto a quien yo quiero", es la traducción en el tablero provincial de la del juego: "de dados a dados y tiro porque me ha tocado". Supone el aumento de las transferencias a los dieciocho pueblos que este año se van a repartir setecientos mil euros, y de las subvenciones nominativas a asociaciones, que suman entre ambos cerca de cuatro millones que, como los pimientos de Padrón, unos se justifican "e outros non". Los agraciados por el dedo o dado son pueblos que reciben más dinero para obras o servicios que los demás. Es lo que tienen los juegos de dedos, no de dados.

15 de febrero. Editorial. Apoyo institucional para la nueva reconversión del campo. El campo está en pie de guerra, con las primeras grandes movilizaciones en años, y no le faltan razones para protestar. La renta agraria ha caído casi un 9%. Los agricultores y ganaderos ven cómo la rentabilidad de sus explotaciones disminuye porque los precios en producción son hasta ocho veces más bajos de lo que paga después cualquier consumidor cuando los adquiere. La circunstancia no es achacable únicamente al incremento en la cadena de distribución y comercialización. Sin quitar un ápice de razón en sus demandas a los agricultores, lo cierto es que el panorama del campo apunta a la necesidad de una profunda transformación que deberá acometerse para garantizar su futuro.

Manuel Herrera 27 de enero. Los 16 alcaldes de Ahora Decide critican que el presupuesto esté aún sin aprobar. El partido subraya "el perjuicio" que causa en los pueblos la falta de cuentas provinciales La falta de presupuestos provinciales, suponen que los ayuntamientos han tenido que aprobar sus presupuestos municipales sin conocer, ni siquiera aproximadamente, la cuantía a la que ascienden las subvenciones que recibirán en 2020. Ahora Decide carece de representación en la Encarnación por culpa de un sistema que penaliza a quienes no obtienen grandes resultados en los municipios de mayor tamaño. ¿Cuándo y cómo pueden saber los afectados los criterios para elaborar los presupuestos municipales? Y si todo va en cadena, ¿para cuándo los nacionales?