13 de febrero de 2020
13.02.2020
Cartas de los lectores

La amistad verdadera

12.02.2020 | 20:16

La amistad es lo más necesario para la vida Aristóteles.

En alguna otra ocasión, en los últimos años, en mis colaboraciones habituales enLA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA, he escrito sobre laa amistad y el amor, la amistad y la libertad, etc..., en esencia, temas relacionados con la amistad y los amigos.

La amistad, para mi es algo que tiene una entidad especial y es muy difícil de definir, pues, la amistad es para vivirla y compartirla. Los romanos que tenían definiciones breves y precisas para casi todo, definían al amigo como: "Amicus est alter ego" (Séneca). Un amigo es mi otro yo.

La frase en cuestión, exige horas de meditación y valoración personal, teniendo en cuenta el concepto que cada uno de nosotros tengamos de la virtud de la amistad.

Hace unos días, en una comida con amigos, pude apreciar que la amistad tiñe los encuentros de un colorido especial.

Si tuviéramos que definirla de una forma sencilla, podríamos decir que se trata de una relación entrañable basada en la libertad. Sin libertad en la relación no existe la amistad verdadera.

Los amigos, no lo olvidemos, se eligen y a veces no podemos preguntarnos cómo surgió la amistad.

Si la amistad es una relación entrañable libre, ha de ser recíproca, benéfica y esencialmente "desinteresada".

La amistad exige dedicarle tiempo y cariño porque si no, los amigos se van. Leía, hace unos días, un whatsapp, que me llamó especialmente la atención. dice así : " La amistad es como la música. No se ve pero se siente". Qué gran verdad.

La superficialidad no tiene amparo en la amistad, no puede admitirse que para tener amigos es suficiente ser simpático y tener don de gentes, no señores, la amistad es mucho más importante que el mero conocimiento; la amistad exige sinceridad, fidelidad, confianza, afecto mutuo, disponibilidad, ayuda, generosidad y en los momentos actuales, hemos de estar dispuestos a dedicarle al amigo tiempo, algo que parece ser muy escaso en los momentos actuales. No admito que haya tiempo para casi todo, menos para cultivar la amistad y atender al amigo, me resulta a todas luces inadmisible. Hay tiempo para ir al gimnasio, para ir a la nieve, para montar a acaballo, para jugar al golf, tan de moda en nuestro tiempo y no podemos atender al amigo porque estamos muy ocupados en una reunión, de viaje, etc... para mí no es de recibo, ya anticipo que a ese tipo de personas no les incluyo en la categoría de amigos, lo siento por ellos, se pierden mi amistad, la suya no me interesa, no tiene la nota de disponibilidad.

En el campo de la amistad siempre hemos de procurar estar atentos al estado de ánimo de nuestros amigos, ello significa que quien tiene un corazón seco, es incapaz de darse cuenta del estado de ánimo de los amigos, para ese tipo de personas, digamos conocidos, la amistad no existe el interés. La generosidad en el campo de la amistad es interesarse por el amigo cuando está enfermo, cuando está pasando por un mal momento personal o familiar, económico, laboral, amoroso, en definitiva, hemos de estar dispuestos a hacer el bien, en todo momento, no sirve la disculpa simple.

Leía, recientemente, una frase que me impactó: "Caer en la cuenta que es más noble estar pendiente de la persona que de las cosas que esta tiene"

La frase merece una buena reflexión, en los tiempos que vivimos, donde se la elevado al máximo lo económico. ¡Qué pena!

No quisiera concluir estas breves líneas, sin recoger que el amigo auténtico, verdadero, es el que siempre está presente, ahí, en la adversidad y en el éxito.

En los momentos difíciles el amigo está presente, lo está en la enfermedad, en la perdida de un ser querido, en momentos de dificultad económica, en definitiva, hemos de afrontar los malos momentos juntos y celebrar, por todo lo alto, los buenos momentos. Las penas compartidas son menos penas y los éxitos compartidos son superiores.

¡La amistad es una virtud, cultivémosla!

"A las flores y a los amigos, hay que saberlos cuidar. Las flores sin agua se secan, y los amigos sin cariño se van".

Un fuerte abrazo amigos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook