22 de julio de 2019
22.07.2019

Las fatales consecuencias de la peste porcina

España diría adiós a la exportación de cerdos vivos de propagarse la enfermedad

21.07.2019 | 22:32

Hasta hace unos meses nada sabíamos de la peste porcina, pero la PPA (peste porcina africana) ha llegado y no tiene intención de irse fácilmente. Recientemente se declararon los primeros focos en China y, a medida que ha pasado el tiempo, la enfermedad ha ido avanzando y las últimas noticias proceden de Bélgica, cerca, muy cerca de nuestro país.

Este mal tiene su origen en África y llegó a Europa allá por los años 60, afectando, entre otros países, a España. Y aunque no supone un peligro para los humanos, sí conlleva un grave problema para los jabalíes y las explotaciones de cerdos.

Se trata de una enfermedad vírica muy contagiosa que provoca en los animales afectados fiebre, vómitos, pérdida de apetito, descoordinación, diarrea y, finalmente, el fallecimiento del animal. Porque la tasa de mortalidad es total en los animales que la contraen. Además, el contagio es rápido y puede darse por varias vías; entre el contacto de animales sanos y enfermos, mediante el consumo de comida infectada o a través de las garrapatas.

Y podríamos pensar que tendría fácil solución con una vacuna, pero hoy en día no hay cura, aunque se está trabajando en ella. Las noticias más recientes apuntan a una posible solución, pero para ello habría que esperar al menos dos años.

Hasta que el milagro llegue, lo único que se puede hacer es prevenir, limitando la importación de animales vivos y productos cárnicos de los países afectados, extremando la medidas de limpieza y desinfección de vehículos y controlando la entrada en las granjas y mataderos.

¿Y qué supondría que la llamada PPA llegue a España? Lo primero y más preocupante será el decir adiós a las exportaciones de cerdos vivos, de subproductos de origen porcino, y por supuesto el envío de carnes, preparados y productos cárnicos. Y aunque el foco este localizado en una sola zona, el país por completo se podrá ver afectado.

Para España, para zonas de exportación de porción, esto sería una verdadera hecatombe, porque, aunque no lo imaginemos, el sector porcino es crucial para la economía del país. El sector exportó en junio de este año un total de 160.000 toneladas de carnes y derivados de cerdo, superando un 4% el valor registrado en el mismo periodo del 2017. Confiemos en que se extremen las medidas para impedir la entrada de este maligno virus cuyas consecuencias serían fatales.

(*) Ingeniero Agrónomo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook