12 de junio de 2019
12.06.2019
Zamoreando

No les dejaron rezar

Estamos volviendo a los tiempos de las persecuciones cristianas: a un colegio concertado no se le permite rezar antes de entrar a examinarse

11.06.2019 | 18:33

Hemos vuelto a ser noticia destacada por un hecho vergonzante. Me sitúo en parrilla de salida. Los estudiantes de bachillerato de toda España se han enfrentado en los últimos días a las pruebas de acceso a la universidad, llamadas actualmente EBAU. Durante la jornada de exámenes en el Campus Viriato, los alumnos de un colegio concertado de Zamora, se reunieron en un aula para rezar todos juntos, al igual que han venido haciendo cada mañana al comienzo de las clases. Rezar no hace daño a nadie. Ni al que pronuncia la oración ni al que la escucha. No son palabras subversivas, no se agita a las masas con la oración, no hay insubordinación en el recogimiento, no hay sedición en el colectivo que se reúne para invocar a Dios. Que yo sepa. Los tiempos cambian que es una barbaridad y presos de las modas, lo mismo estamos volviendo, sin percatarnos de ello, a los tiempos aquellos de las persecuciones de los cristianos. Hay que dar pan y circo a la plebe. Y en el circo, mejor cristianos que gladiadores.

Hasta donde se sabe, los alumnos del centro concertado, ocupaban un aula ellos solos, al tratarse de un grupo numeroso. El miércoles, los profesores presentes dejaron desarrollar el rezo sin poner impedimentos. Pero, el jueves, ¡ay, el jueves!, tras la oración los profesores presentes mostraron su malestar por la situación. Y ahí empezó el desvarío. Que si "España es un país laico", ya lo sabemos. Que si "Esto es la Universidad y se puede ofender rezando", que si "Es como si entra alguien en clase ahora y canta al Cara al Sol", les salió el sectarismo o que "Si pasa un musulmán por aquí, ahora, se sentiría incómodo". Para ser miembros de la universidad no cayeron en la cuenta de las raíces cristianas de Europa. Como tampoco cayeron en la cuenta de que si pasa una musulmana tocada con el hiyab, lo mismo hay un sector de estudiantes que se sienten molestos. Nunca serían los de un centro concertado. Se les educa más abiertamente. No obstante, seguro que a la musulmana no le dirían nada, antes se cagarían la pata abajo.

Quisiera conocer la identidad del cenutrio o cenutrios que pronunciaron esas frases. Debería inhabilitárseles como docentes ante la actitud indecente que tuvieron con unos chavales y chavalas a los que intentaron avasallar, a los que intentaron amedrentar. Si hubieran dispuesto de más tiempo seguro que hubieran querido adoctrinarlos. Por cierto, en algunas discotecas de Nueva York, el "Cara al sol" ha sido la melodía más pinchada por los Dj's. Claro que lo peor llegaría tras el aviso de que no podían volver a rezar, porque uno de los cenutrios indecentes, que no docente, exclamó: "Además, en Zamora, viva el comunismo". Ahora que está pasado de moda lanzan vivas al muerto. Estos son de los que están rebautizando Zamora como "Guaringrado".

Dejen en paz a los creyentes. Si se rezase un poco más en lugar de maquinar iniquidades mejor le iría al mundo. Perdónalos Señor, aunque estos si saben lo que hacen. Yo sí voy a rezar un padre nuestro por esos desaprensivos: "Padre nuestro que estás en la tierra, en el surco, en el huerto, en la mina, en el aula, en el puerto, en el vino, en la cigarra, en el beso, en la espiga, en el pecho de todos los que son buenos. Padre que habitas en cualquier sitio. Dios que penetras en cualquier hueco. Tú que quitas la angustia. Padre nuestro que estas en la tierra, donde tienes tu gloria y tu infierno". Gloria Fuertes me lo ha puesto en bandeja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook