24 de abril de 2019
24.04.2019
Cartas

de los lectores

Doble injusticia

23.04.2019 | 21:25

Esta Semana Santa, buscando la tumba de un antepasado en el cementerio de San Atilano, me encontré con un grupo de cruces sobre unas tumbas bien alineadas. Las fechas y la corta edad de los allí sepultados no ofrecen duda: murieron en la guerra civil. Son unas 70 tumbas sencillas, dignas y en perfecto estado de revista. Jóvenes del bando nacional cuyos restos están depositado ahí desde la fecha de su muerte. Alguien las vigila y las cuida.

Intento buscar las tumbas de los otros caídos y no las encuentro. Más tarde me aclara un amigo que los miles de muertos del otro bando no están enterrados en el cementerio, y que nunca tendrán una tumba individual ni con nombre ni con fecha, pues sus restos están (los que están) en el osario, todos revueltos junto con los restos de otros fallecidos a quienes les caducó el alquiler de sus tumbas .

Qué tristeza que no haya ni una placa, un monolito, un tumba común, una cruz siquiera que recuerde a los miles de asesinados por pensar diferente, tener un cargo público o, simplemente, por estar al otro lado de una línea imaginaria. Qué injusto que sigan reposando en fosas comunes, osarios o cunetas .

Se han perpetrado dos tremendas injusticias sobre los mismos, una cuando fueron asesinados, y otra al ningunear su recuerdo. Una no tiene solución, y me pregunto cuántas semanas santas tendrán que pasar para reparar la otra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook