17 de abril de 2019
17.04.2019

Vehículo detenido en la calzada

Una situación de peligro para conductores y usuarios

16.04.2019 | 19:49

En cualquier momento y en cualquier lugar podemos tener una avería o un accidente de Tráfico. Son detenciones involuntarias que no dependen del conductor, pero sí que el conductor ha de saber reaccionar.

A veces son situaciones de riesgo y de peligro para el que está detenido y para los demás conductores y usuarios de la vía, por lo que se requiere tener un conocimiento amplio y cumplir las normas y conductas de seguridad adecuadas.

Tenemos que saber que cuando quedamos detenidos en la calzada, por avería o accidente, antes de bajarnos del automóvil, nos tenemos que poner el chaleco reflectante de seguridad, encender las luces de emergencia o vulgar-mente conocidas como ´´ los cuatro intermitentes, cogeremos los triángulos de señalización de peligro y los colocaremos a 50 metros de distancia, con mucho cuidado,cuando estemos en el exterior, con el resto de conductores y automóviles, ya que estamos ante un potencial peligro para nosotros y para los demás usuarios de la vía.

Si la vía es de sentido único colocaremos un triángulo detrás de nuestro automóvil. Si la vía es de doble sentido colocaremos dos triángulos, uno delante y otro detrás del automóvil detenido.

Cuando estemos detenidos por avería, cambiando una rueda para poner la de repuesto, las cadenas o tengamos un accidente y estemos en el lado de la calzada, tendremos mucho cuidado con los automóviles que circulan por la calzada, por la velocidad a la que circulan y sobre todo por su proximidad lateral.

Para evitar las averías imprevistas y las dificultades que conllevan estas detenciones, lo correcto es hacer a los automóviles mantenimientos adecuados y periódicos. Como ejemplo revisar los neumáticos, cambios de aceite del motor, filtros de aceite, filtros de aire, revisar amortiguadores, crucetas o palieres, revisar luces de corto y largo alcance, indicadores de dirección, luces de frenado, revisar los niveles de líquido de frenos y del depósito del agua, etc...

Las averías de los automóviles no avisan, por eso hay que mantenerlos y cuidarlos de forma periódica y así evitaremos muchas averías, las detenciones innecesarias e incluso accidentes de tráfico.

Si estamos detenidos por avería, avisaremos a la grúa de asistencia en carretera para retirar el vehículo lo antes posible de la vía y así dejar de ser un obstáculo para la seguridad vial.

Si hemos tenido un accidente de tráfico, dejaremos el automóvil, si se puede, en un lugar adecuado y seguro, llamaremos al 112 señalizando el peligro con los triángulos, atenderemos a los heridos en función de la importancia de su estado y de los conocimientos que tengamos de primeros auxilios. Si no sabemos muy bien qué hacer, lo mejor es no hacer nada.

Si no tenemos demasiados o ningún conocimiento en primeros auxilios, con protegernos a nosotros, a los heridos y a los demás usuarios de la vía, al igual que alertar a los servicios de emergencia aportando todos los datos necesarios, como pueden ser: kilómetro de la vía, número de heridos, heridos atrapados, riesgo de explosión, etc? ya estamos socorriendo.

Lo más importante en estos casos es seguir la conducta "PAS": Proteger, Alertar Socorrer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook