14 de marzo de 2019
14.03.2019
Zamoreando

Inexplicable

Es inexplicable que a una familia con problemas económicos se le desahucie sin miramiento y a los okupas se les permita todo

13.03.2019 | 19:53
Inexplicable

Parto de la base de que todos los españoles tienen derecho a una vivienda digna. Por eso es indigno que los llamados 'okupas' hagan suyas por la fuerza viviendas que no son de su propiedad para campar a sus anchas. El asunto se está saliendo de madre hasta el punto de llegar a ocupar determinadas viviendas con el dueño dentro o aprovechando que han salido de compras o se han ido de vacaciones una semana. En una semana tu hogar puede dejar de ser tuyo. Con la particularidad de que no ocupan los hogares ajenos para tener un techo bajo el que guarecerse. Entran en esos domicilios como elefante por cacharrería. Lo destrozan, se llevan todo lo que pueden cuando abandonan dejando la casa como un solar. Y no es plato de gusto llegar a casa y encontrarte unos inquilinos no deseados, eso si puedes acceder a tu vivienda, que no te dejan actuar con libertad, como si la casa fuera de ellos. La hipoteca, la luz, el gas, el recibo de la comunidad que los pague el dueño, el disfrute se queda para los okupas. ¿A qué llamaran allanamiento?

Aquí, en Zamora, no se dan muchos casos o puede que ninguno, pero en el resto de España, dependiendo de la comunidad autónoma de que se trate, el miedo a la 'okupación' ilegal de la vivienda es real, porque forma parte del día a día de los okupas profesionales. El otrora 'movimiento social' se ha convertido en un negocio, en un particular modus vivendi muy barato para los que gustan vivir de semejante manera. Porque, y esa es otra, les ofreces una vivienda social y la desechan de inmediato. Claro, tienen que pagar los recibos y por ahí no pasan.

Los españoles no podemos estar desasistidos por la ley con respecto a esta lacra. Porque es una lacra, sí. Que se lo pregunten a los sufridos propietarios de viviendas ocupadas y verás lo que te cuentan. Hay que ponerse en su piel. Hay que empatizar con su sufrimiento, con su impotencia, con la vulnerabilidad en la que quedan frente a una ley que penaliza al propietario y deja campar por sus respetos al 'okupa' de turno. Es incomprensible que a un anciano le corten el suministro eléctrico por no poder pagar, debido a que su pensión es insuficiente, y los okupas tengan luz, agua y gas de forma gratuita. Al propietario que ni se le ocurra movimiento alguno en defensa de sus intereses, como por ejemplo cortar la luz o cambiar la cerradura, porque se le cae el pelo. Los derechos para el okupa, los deberes para el propietario.

Que a usted no se le ocurra hacer un enganche ilegal porque su compañía eléctrica le arruina. Los okupas lo hacen todos los días y las eléctrica, ni 'mu'. Para más inri, los okupas, solos o en familia, acumulan enseres y productos inflamables que la pueden armar, y gorda, afectando además al resto de vecinos de la comunidad de propietarios. Los riesgos son infinitos, pero no se actúa. Nadie tiene nada que decir al respecto. Ni la autoridad política, ni la judicial, ni la policial. Al okupa ni 'tocallo', ni 'enmendallo', ni 'meneallo' del lugar. Si intentaran ocupar La Moncloa, sea quien sea su inquilino, seguro que se agilizaban las cosas para acabar con este problema cada vez más extendido. Un problema que tiene fácil solución pero que no hay voluntad para aplicarla.

Es inexplicable que a una familia, son tantas, con problemas económicos, que no puede pagar la hipoteca se le desahucie sin miramiento y a los okupas se les permita todo. Más de 87.000 familias ocupan viviendas ilegalmente en España. A ver qué formación política lleva el problema en su programa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook