13 de marzo de 2019
13.03.2019
Zamoreando

El mes que viene

12.03.2019 | 20:00
El mes que viene

Abril llegará con unas ínfulas insoportables. Nada que ver con la Semana Santa. Nada que ver con la política. Sí con la economía de los españoles. Sí con el Gobierno de España. Sí con las Eléctricas. Abril se convertirá en el mes de la pasión, la más cruda, la más sangrante para los económicamente débiles, para los que sufren pobreza energética. La ministra para la Transición Ecológica, muy conocida en su casa a la hora de comer, después de sacar pecho en un principio, ahora se ha descolgado descartando continuar más tiempo con la suspensión del impuesto del 7% a la generación de energía eléctrica, precisamente a partir del próximo abril. La señora ministra ha argumentado que el Gobierno "no tiene capacidad de maniobra" para ello.

Llegaron al poder con todas las 'capacidades' habidas y por haber y ahora cuando las encuestas les son favorables se muestran 'incapaces' para beneficiar de alguna manera al ciudadano que vota y sufre las consecuencias de sus errores de apreciación. Voy a traducir el significado de la falta de 'capacidad de maniobra' del Gobierno de Pedro Sánchez. Nosotros todos, usuarios medios, notaremos un incremento del 4% en el precio de la factura de la luz, a partir de abril. Mes, no sólo de aguas mil, sino de otros 'chorreos' menos gratos como esta subida que no esperábamos debido a que el Gobierno se ha desinflado en su presunta lucha contra los abusos de las Eléctricas.

Los usuarios estamos perdidos. Una de las medidas de choque promovidas por el Ejecutivo el pasado mes de octubre ante las constantes subidas del precio de la luz, que fueron del 17% en septiembre del año anterior, toca a su fin. El Gobierno de Sánchez también ha sucumbido, como todos los demás, a la presión de las Eléctricas que como los bancos son las que manejan la pasta que puede venir muy bien a cualquier formación para sus costosas campañas electorales.

La ministra de la Transición Ecológica, que ni transición, ni ecológica, ha considerado que esta medida forma parte de la "cesta" de la actualización de la fiscalidad del sistema energético. Jobar con la 'cesta', se actualiza para las compañía eléctricas que la volverán a sacar llena hasta los topes y se desactualiza para el resto de mortales que somos la mayoría. En ciertas cuestiones relacionadas con la economía, las mayorías no valen para nada. La señora ministra ha considerado que ésta es una de "las dos o tres cuestiones críticas" que quedan como tareas por realizar para una posible legislatura. O sea, dejan deberes pendientes para el que llegue o los que lleguen, que pueden ser ellos mismos con ayuda del nacionalismo excluyente o pueden ser otros en coaliciones a la andaluza. Me gustaría saber cuáles son las otras cuestiones críticas. Seguro que afectan igualmente al bolsillo de los españoles.

Nos llenan la cabeza de pajaritos de todo tipo, contándonos todo lo que están dispuestos a hacer por nosotros y cuando más felices nos las prometemos nos dejan en la estacada. Que nadie se equivoque, los ciudadanos les importamos un bledo. Sus políticas no están encaminadas a hacernos la vida mejor, más bien están encaminadas a complicárnosla con sus medidas que son partidistas y para los suyos, nunca para el común. Es vergonzoso que nos hayan dejado tirados, precisamente el mes que viene que es un mes marcado por connotaciones dolorosas, pasión y muerte de Cristo, y también gozosas, las primera comunión de tantas criaturas a cuyos padres, esta medida de dejación de un compromiso adquirido, los coloca al borde de la desesperación y puede que también de un ataque de nervios. La subida de la luz será el mes que viene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook