12 de febrero de 2019
12.02.2019
Recado

Desinfle

11.02.2019 | 21:24

Las apelaciones al pueblo español, o sea, a lo que se supone que piensa y pide, apestan a suplantación, pues en general el pueblo es de pocas palabras, pero a veces habla. El pueblo español es un estabilizante político, y en cuanto olfatea radicalización o desatino, del lado que sea, se las arregla para decir por ahí no. A veces lo hace de forma silente en las urnas, recortando alas por los extremos, otras sale o no sale a la calle, engorda manifestaciones que iban a ser escuálidas o desinfla globos demasiado hinchados. Esto último es lo que, sin pasarse tampoco, me parece que ha hecho anteayer, en la Plaza de Colón de Madrid. Iba a ser la explosión de un clamor nacional y, en peso, se quedó en una más de tantas. Del desaire del pueblo español da cuenta hasta la cara de algunos asistentes que, como para que no les echaran la culpa por no haber ido, se hacían las fotos para la parroquia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook