05 de febrero de 2019
05.02.2019

De bancos, pero de niebla

Visibilidad reducida y pavimento húmedo pueden hacernos perder el control del vehículo

04.02.2019 | 19:53

Las jornadas de niebla para los zamoranos, supone el pan nuestro de cada día en el tiempo invernal, por eso hay que estar preparado y alerta a la hora de conducir. Con niebla, no solo se reduce la visibilidad, sino que el pavimento está húmedo, lo que puede ocasionar que perdamos el control del vehículo.

Nuestra seguridad y la de los demás usuarios de la vía, es lo más importante, por lo que tenemos que extremar las precauciones, y en caso de que la niebla sea demasiado densa, lo mejor es no coger el coche. La meteorología no es igual en todos los lugares, por lo que es recomendable consultar la información del tiempo de la ruta que vamos a realizar, y así no llevarnos sorpresas y estar preparados para los posibles cambios meteorológicos.

Desde ProVial España y Proyecto 2000 Zamora, vamos a ofreceros algunos consejos y recomendaciones, para que la niebla no te haga complicado y peligroso el desplazamiento por carretera. De todas las condiciones atmosféricas adversas existentes, la niebla es la peor de todas, pues no hay nada peor que no ver. La mejor decisión sería no conducir, pero si no nos queda otra alternativa, lo haremos con mucho cuidado y con mucha precaución. No nos interesa ponernos en peligro y arriesgarnosnosotros y quienes nos rodean.

Lo primero que debemos hacer es poner las luces de corto alcance y luz de niebla delantera, si disponemos de ella, y también pondremos obligatoriamente la trasera, si la niebla es tan espesa que es muy difícil que se nos vea. Con niebla es peligroso llevar una velocidad excesiva, pero también hemos de tener en cuenta que circular a una velocidad demasiado escasa o anormalmente reducida, puede incluso ser más peligroso, puesto que podemos tener una colisión por alcance. Hemos de valorar llevar una velocidad adecuada a las condiciones de niebla existente en cada momento.

Actualmente muchos turismos traen instalado un dispositivo inteligente que actúa frenando el turismo cuando a través de una cámara, el ordenador detecta que puede producirse un accidente de tráfico por alcance, evitando la colisión. El automóvil frena automáticamente y se detiene, incluso, aunque el conductor no actúe. Opino que estos dispositivos tendrían que venir obligatoriamente instalados en todos los automóviles, por el bien de los conductores, ocupantes y usuarios de la vía. También por el bien de la seguridad vial y sobre todo, para reducir los accidentes de tráfico y las víctimas que éstos producen.

Cuando circulamos detrás de otros automóviles debemos guardar la distancia de seguridad, haya niebla o no, aunque con niebla deberemos estar más atentos, puesto que nuestra capacidad de reacción se reduce al no tener un campo de visión completo, hemos de estar atentos a posibles frenazos o que el conductor que circula delante nuestro se despiste y podamos tener un accidente por alcance. Por eso, es muy importante tener como referencia las líneas longitudinales de la calzada que nos servirán de referente y guía.

Todos los sistemas anti-empañamiento deben estar en perfectas condiciones, que todo éste bien desempañado y se vea perfectamente a través de la zona acristalada. Llevar una gamuza en la guantera del coche nos podrá ayudar en cualquier momento a mantener limpios los cristales durante el viaje.

Por supuesto, el adelantamiento estará totalmente prohibido, ya que no se puede adelantar sin ver y no podemos arriesgarnos a crear situaciones de riesgo innecesarias. La distancia de seguridad habrá de ser mayor que en condiciones normales. Se deberá descansar más frecuentemente, ya que la vista se cansa mucho y necesita descansar. Recuerda: Con niebla densa es importantísimo ver y ser visto

Si quiero ver más de lo que yo veo, encenderé las antiniebla delanteras; si quiero que me vean mejor los que me pueden alcanzar, activaré las antiniebla traseras.

Saludos Viales a todos/as

(*) Delegado de ProVial España en Castilla y León.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook