08 de enero de 2019
08.01.2019

Velazquez nos los advirtió

El tema de la ilusión da para mucho; y si la mezclamos con amor, podemos alucinar en colores

07.01.2019 | 20:13

No sé por qué pero creo que Velazquez acertó pintando "La Adoración de los Magos" de una forma tenebrosa. La ilusión discurre por nuestro temperamento, la mayoría de las veces sometido al entorno. En su época la obra fue considerada un error pictórico, pero pienso, que de error nada.

¿Qué es la ilusión? Posiblemente sea un claro-oscuro llena de contrastes. Sin embargo, no sé qué tendrá que todos nos agarramos a ella. A pesar de tener aspecto cristalino, la mayoría de las veces es retorcida y cínica. En ella sobrenadan anhelos de todo tipo... ¿Y para qué? Para acabar ahogados.

Jamás pelearé con la ilusión: antes del combate la espada está tronchada. Tengo más de un millón de ilusiones putrefactas en un caja y desprenden olor a estupidez. ¿Ustedes tienen muchas? En la vida nadie está a salvo de ellas.

Qué de veces estamos bien y a cuenta de una ilusión caemos en una terrible tempestad. ¿Existen semejanzas entre ilusión y esperanza? Meditando sobre las palabras yo diría que no. La esperanza crece con el decidido movimiento de la vida. La ilusión tiene tiempo propio, es capaz de mutar en medía hora, y en menos. Las dos palabras, aparentemente, tienen un mismo fondo; pero sólo aparentemente.

Muchos niños que han pasado la noche desesperados pensando en los regalos. Serán futuros decepcionados de la ilusión. Sí, la ilusión no admite coartadas, lo que se presupone bonito, a la larga es una gran putada. El tema de la ilusión da para mucho; y si la mezclamos con amor, podemos alucinar en colores. Qué cabrona suele ser a veces; te ilusionas con alguien, y resulta que mientras tú derrochas poesía, la otra parte hace lo propio con la indiferencia. En determinados momentos puede ser placebo, pero en el momento que entra en oposición con la razón es olvido.

Volviendo al cuadro de Velazquez "La Adoración de los Magos" creo que aunque se manifestó contrario a lo que esperaban de él; le sobraba razón. La ilusión es tenebrosa, está llena de claros y oscuros; además el contorno casi nunca está hecho de primera intención. Hay hombres geniales llenos de lucidez, ligados a la sabiduría. Y hay hombres españoles que son majestades del conocimiento. Qué orgullo decir que Velazquez es español...

Con su porte elegante nos advirtió de las tonalidades de ilusiones. Los cuadros parecen una testamentaria llena de voluntades. ¿A qué sí?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído