03 de diciembre de 2018
03.12.2018
Cartas de los lectores

Formación Profesional continua

02.12.2018 | 22:17

La constante evolución de la sociedad desde la noche de los tiempos, el avance acelerado de los avances científicos de todo tipo, las constantes y cada vez más rigurosas y complejas demandas de la ciudadanía para lograr cada vez metas más elevadas de bienestar económico, jurídico, cultural, social, etc., reclaman de todos, especialmente de los que están en el mundo laboral; como, por supuesto, de todos aquellos que pueden aportar, por su experiencia profesional, por su sentido del deber hacia la sociedad, por sus conocimientos, por las inquietudes que siempre deben estar vivas, y cada vez más, pues mientras el "coco" funcione, y no queramos que se "atrofie", habrá que utilizarlo en bien de los demás, pues no sirve solo para llevar la "boina", además debemos ser útiles hasta que terminemos el "camino", y digamos con la tranquilidad que da la conciencia de haber hecho lo que debíamos y "más", "ahí os dejo, y ya nos volveremos a ver"; en el universitario; en el de la formación profesional reglada; en los departamentos investigación, desarrollo e innovación que debieran de tener las empresas que quieran ser punteras, competitivas innovadoras, con alto grado de productividad lo que facilitaría aumentar su cuota de mercado en el mundo globalizado, la diferenciación de sus productos, el incremento de su demanda por sus características que satisfacen más, mejor y más barato, satisfaciendo las necesidades siempre "in crescendo" y más sofisticadas de la clientela cada vez más formada e informada, y por ello más exigente; lo que permitirá la supervivencia y crecimiento de la empresa, el aumento del empleo, mejores resultados en el balance, mayores retribuciones a los a los trabajadores y accionistas, a la aportación a las arcas públicas y, consecuentemente, la posibilidad de que las Administraciones Públicas, al contar con mayor financiación, acometan obras y servicios que contribuyan al fomento de los intereses generales; es decir, del bienestar colectivo, lo que favorecerá el nivel de vida y las actuaciones económico-empresariales.

La formación profesional continua de todo tipo de trabajadores manuales e intelectuales es, pues, requisito imprescindible para conseguir que día a día la economía, la empresa, el ámbito jurídico, las Administraciones Públicas, etc., puedan, y deban, alcanzar el máximo nivel en las prestaciones de todo tipo que deben ofrecer a la clientela, a la ciudadanía, para que vea compensados, adecuadamente, los precios, los pagos que abonan, lo que aportan a la respectiva Hacienda Pública; por ofrecerles los mejores productos y prestaciones.

Consecuentemente, es de vital importancia inculcar, en la casa, en la escuela y en las aulas universitarias y de formación profesional; que hay necesidad de "estar al día " en la profesión u oficio, pues lo aprendido, por la constante evolución de la ciencia, de la tecnología, de los descubrimientos de todo tipo, desde los relativos a la prehistoria, como pueden ser los de Atapuerca, dicho sea a título de ejemplo; hasta los relativos a las tecnologías de la información y la comunicación, las T.I.C.´s; exige en primer lugar vocación, lo que hay que determinar y conocer muy bien antes de "embarcarse" en los estudios de una profesión que condicionará nuestra vida, en todos los ámbitos, por el tiempo, que siempre será escaso para su estudio y aprendizaje y, posteriormente, por las horas diarias que requiere su ejercicio, por la calidad de vida, de satisfacción, de proyección y carrera profesional, de posibilidades económicas, por el reconocimiento social que supone ser un buen profesional, etc; lo que precisa el máximo grado de motivación, de concienciación, de sentido del deber, de espíritu de superación, de estudio día a día, para no quedarnos obsoletos, para que nuestra aportación a la sociedad sea óptima, la mejor posible; todo ello en función de nuestras circunstancias y características personales; de forma y manera que contribuyamos a atender mejor lo que nos requieren nuestros conciudadanos y hagamos, con el trabajo, cada vez más eficiente y eficaz, de todos un mundo mejor, más confortable, más justo, más llevadero, más solidario, más respetuoso, etc., etc., etc.,

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook