30 de noviembre de 2018
30.11.2018

Cómo cobrar más pensión aunque vivas muchos años

Tenemos razones fundadas para pensar que la guerra contra los pensionistas ya ha empezado en Zamora

29.11.2018 | 19:50

¡Temblad zamoranos saludables, temblad! Porque la OCDE ha recomendado a España otra reforma de las pensiones para vincular la edad de jubilación con la esperanza de vida en el momento de la jubilación. Y nos tiene enfilados a los zamoranos.

Porque como en Zamora estamos celebrando homenajes a personas centenarias todos los días; y como si en algo destacamos es en esperanza de vida; y como gracias a la despoblación mantenemos un medio ambiente natural envidiable? Pues tenemos todas las papeletas para que nos retrasen la edad máxima de jubilación, que ya pasó de 65 a 67 años, a unos pocos más; para que aumenten los años de cotización que ya pasaron de 35 a 37 para cobrar la pensión completa, y que nos bajen la pensión directamente si nos ven hermosos y saludables.

Tenemos razones fundadas para pensar que la guerra contra los pensionistas ya ha empezado en Zamora. ¿Cómo entender si no que la pensión media de Zamora con 799 euros siga siendo la más baja de Castilla y León, 147 euros menos que la media de la Comunidad y 270 menos que la de Valladolid, que llega a 1.069? Podría explicarse por la falta de industrialización, o el elevado número de campesinos y autónomos que cotizaron poco tiempo y poco dinero. Pero yo creo que vienen a por nosotros porque vivimos muchos años.

Porque hay más síntomas de que nos tienen enfilados. Y como no hay forma de acabar con los pensionistas zamoranos, han pasado a la acción intentando adelantar nuestra muerte: contaminar las aguas con purines; proteger la fauna salvaje para, unido al mal estado de las carreteras, aumentar los accidentes de tráfico; recortar los médicos y sanitarios en cada pueblo y los oncólogos en los hospitales, a la vez que la falta de cobertura para móviles y los cortes de teléfono fijo hacen difícil llamar a una ambulancia? ¡Hasta el ocio parece pensado para extinguirnos! con las extenuantes colas para los viajes del club de los sesenta, las verbenas veraniegas a la taurina hora de las cinco de la tarde con chocolatada incluida en pleno verano, y la falta de bares en los pueblos para matarnos de aburrimiento.

Pero como la aldea gala, hemos empezado a elaborar estrategias de resistencia para que no pasen las políticas del imperio de la OCDE y de los gobiernos de traidores que se ofrecen para acabar con Viriato.

Una es la estrategia de negociación colectiva basada en la realidad y acuerdos de tipo de: "Miren Vds. señores de la OCDE que yo apenas me cuido porque no me llega la pensión, y ni como bien, ni puedo pagar el recetazo, ni el taxi para ir a por recetas y a la farmacia. Y si me duele algo, tengo que esperar a que venga el médico a pasar consulta al pueblo, y luego a las listas de espera del hospital. Y como estoy sola porque los hijos se fueron para poder vivir, si me pasa algo igual no se entera nadie. Así que digo yo que no me baje la pensión, porque no creo que en estas condiciones dure muchos años, ya se lo digo yo. Y no le voy causar mucho gasto en pensiones al estado, se lo digo yo, porque yo con poco vivo pero ¡ay los nietos! que han estudiado y todo, y se van a tener que ir fuera."

O del tipo de: "Si me hacen cotizar más para la pensión pensando que voy a vivir mucho, les "ahostio". Porque me he pasado media vida en paro o trabajando como un esclavo para cobrar la mierda de pensión como para que vengan ahora a decir que tengo que cotizar más años: ¿adónde, listos, si no me cogían a los 35 van a cogerme a los 70? Además, los años en paro y el trabajo a destiempo me han llevado a meterme de todo; no salgo a correr ni voy al gimnasio, y me quedan tres telediarios de disfrutar de la vida con la pensión que me he ganado y que no va a arruinar a nadie."

La otra estrategia es la de la movilización, que ya han iniciado los pensionistas para mantener sus pensiones y las del futuro, y que se basan en el derecho al trabajo de los más jóvenes en paro, y a una pensión de los que ya han trabajado para merecerla, independientemente de los años que vivan.

Para que cuando vengan a decirles cosas como ésta: "Miren Vds. nuestros mayores, que lo dieron todo en los años duros y les admiramos por ello, que tenemos que seguir pidiéndoles un esfuerzo más, muy pequeño para todo lo que han sufrido, para que se queden trabajando unos añitos más ¡Qué eso no es nada para quienes habéis sacado adelante familias y países enteros! Porque el sistema de pensiones se hunde porque, pese a trabajar toda una vida, con la jubilación parecen Vds eternos y cada día más jóvenes, je, je ¡Qué bien se conservan!"

Contestarles: "A mí no me quitan ni un duro, ahora euro, de la pensión mientras mis hijos y nietos y los compañeros trabajadores no tengan un trabajo digno. Porque nuestra pensión es necesaria hasta después de muertos: ¿no se han enterado de que acaban de descubrir un fraude de 6 millones de euros por cobro de pensiones de fallecidos? Porque lo dimos todo por un país mejor, mientras otros se llevaban el dinero público. A esos es a los que hay que encontrar para que devuelvan lo robado, que con lo que se llevaron se paga su cárcel y mi pensión. Bueno, mi pensión no hace falta: me la pagan los trabajadores, hoy por mí, mañana por ti. Siempre por la clase obrera."

Salud y larga vida a las pensiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook