27 de octubre de 2018
27.10.2018

Nadie es más que nadie

La desigualdad existe desde el nacimiento y las políticas sociales están para luchar contra eso

27.10.2018 | 01:33
Nadie es más que nadie

Me envían desde Toro un pequeño cuestionario. Un estudiante desea que le defina conceptos como política social y estado de bienestar, desde la óptica de Podemos. También quiere saber cuál es la ideología del partido y sus principales ideas. Lo más correcto, quizá, sería responderle que son cuestiones complejas, comprometidas, que solo pueden responder los máximos responsables del partido, sus portavoces oficiales. Pero dejaría colgado al estudiante, que necesita las respuesta para un trabajo y que no entendería mi silencio. Así que me lanzo a la piscina y le respondo. Como las respuestas fueron por escrito, que es mi mejor forma de elaboración de pensamiento, releídas más tarde creo que pueden ser interesantes también para los lectores de este artículo. Y las quiero recoger, ampliar y y detallar en los siguientes párrafos.

Política Social y Estado del Bienestar, núcleo del cuestionario, son dos conceptos básicos para Podemos. Por lo primero entendemos el conjunto de decisiones que buscan favorecer al conjunto de la sociedad, con el objetivo de mejorar cada día la vida de todos. Con una precisión muy importante, para nosotros política social es inseparable de Justicia Social. Esta última implica que no pueden darse las mismas ayudas, facilidades o incentivos a todos por igual; sino a cada cual según sus necesidades o carencias. Este matiz es clave, ya que todos los partidos defienden políticas sociales, pero éstas son representativas de sus credos ideológicos. Los conservadores, por ejemplo, priman el esfuerzo individual sobre el colectivo y en su modelo de sociedad se prefiere incentivar a los de arriba para que "generen riqueza". Desde Podemos, por el contrario, creemos que hay que incentivar a los de abajo, porque la desigualdad existe desde el nacimiento y las políticas sociales deben luchar contra todo tipo de desigualdades.

En cuanto al Estado de Bienestar estamos ante un concepto nacido tras la II Guerra Mundial, como fruto del temor de las democracias occidentales al efecto contagio de los países comunistas del Este, los del "telón de acero". Se temían más revoluciones. Y a modo de vacuna se fraguó un consenso, impulsado por las democracias cristianas y las socialdemocracias, que buscaban garantizar unas mínimos vitales para sus sociedades, dando paso a la sanidad y educación públicas, las jubilaciones, los subsidios de paro, etc. Pero cayó el "telón de acero" y se esfumó cualquier posible atractivo de las alternativas a la economía de mercado. Apareció entonces, libre de miedos y ataduras, el ultraliberalismo económico actual, que no ve ningún sentido a ese Estado del Bienestar, presentándolo como una suma de enormes despilfarros y buscando la privatización de todos esos servicios, como fuente de grandes negocios privados.

Pues bien, la defensa del Estado del Bienestar es innegociable para Podemos, pero solo como punta de partido. En el siglo XXI no nos podemos conformar con defender los avances -hoy tan socavados- que se lograron en el siglo XX. Creemos que hay ampliar y profundizar este Estado del Bienestar, con leyes como la de Dependencia (que se aprobó pero apenas se aplica) e incluso, en un futuro, con ideas como la RBU (Renta Básica Universal) o parecidas, que desvinculen el acceso a la riqueza del acceso al empleo, dado que éste es cada vez más escaso y también más innecesario gracias a los avances tecnológicos de todo tipo.

Responder las últimas cuestiones que me planteaba el estudiante de Sociales de Toro fue más sencillo. La de la ideología, por ejemplo. En Podemos, las definiciones ideológicas nos parecen etiquetas que, en todo caso, nos pondrán otros y desde fuera. Podemos no se define ideológicamente. Somos un partido del siglo XXI que aspira a diferenciarse sustancialmente de los del siglo pasados, anclados a ideas, liturgias y denominaciones muy envejecidas. Aspiramos a que lo nos defina sean nuestras actuaciones concretas, nuestras políticas, programas electorales y luchas por una sociedad más justa y feliz. Estamos con los débiles frente a los fuertes, con la mayoría social, con cuantos tienen necesidades y carecen de fuerza para satisfacerlas. Esa es nuestra ideología, que ignoro si tiene nombre ni creo que lo necesite. Respecto a las ideas de Podemos, siendo muchas y en constante ebullición, cabe sintetizarlas en una sola: nadie es más que nadie. Y por tanto, nadie tiene más derechos que nadie. Todos tenemos derecho a vivir, entendiéndolo de modo amplio como acceso universal a la alimentación, la formación, la sanidad, la vivienda y demás derechos básicos.

spero que el estudiante de Toro quedase satisfecho. La verdad es que a mi me hizo un favor, obligándome a reflexionar a fondo sobre la razón de ser de mi partido, que es también el de millones de españoles y el de miles de zamoranos. Gracias, amigo.

(*) Secretario de Comunicación de Podemos CyL

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook