21 de septiembre de 2018
21.09.2018
La columna del lector

In memoriam madre Carmen, clarisa del convento del Tránsito

21.09.2018 | 00:19

El pasado día 25 de agosto, sábado por la tarde, falleció santamente madre Carmen, en su Convento del Tránsito de Zamora, y digo conscientemente, en "su convento" porque allí pasó toda su vida, haciendo el bien, cumpliendo fielmente con sus obligaciones como hermana y como abadesa.

La actual abadesa Madre Mercedes, me lo comunicó y hablando por teléfono con ella, me decía que madre Carmen, para quien estas líneas escribe, siempre fue y es madre Carmen, era un excelente religiosa y una gran mujer.

Los que tuvimos la dicha de conocerla y conversar con ella en el locutorio conventual, pudimos apreciar que era una persona de una gran delicadeza, y una humildad franciscana suma, que te escuchaba y habla lo justo y necesario, era una religiosa que transmitía paz y ello se notaba en su mirada y en sus gestos. Era una religiosa de corazón limpio.

Era una religiosa clarisa auténtica, que deja un gran vacío entre sus hermanas de comunidad, en su familia y entre todos los que la conocíamos, porque madre Carmen, tenía una calidad humana y humildad extraordinarias, cultivadas en la oración.

Conozco a las religiosas clarisas del Convento del Tránsito, desde hace muchos años, y créanme que son personas con unas cualidades humanas excepcionales, a las que hemos de estar sumamente agradecidos, porque siempre están dispuestas a atender nuestras peticiones de oración, ante cualquier dificultad; cuando acudimos a ellas, enseguida contestan: "Te encomendaremos en nuestras oraciones".

El día 22 de agosto, madre Mercedes me decía que rezásemos por madre Carmen, porque estaba malita y que se iban del hospital al convento. El día 24 de agosto, me decía que estaba así, así ... en manos de Dios. El día 25 de agosto, sábado, día especialmente dedicado a la Virgen Santísima, murió santamente, bajo el manto de la Virgen del Tránsito o Virgen Dormida, cuya imagen , está en su camarín en el Convento y es de las más veneradas de Zamora.

Madre Carmen, desde el Cielo siga pidiendo por nosotros, lo necesitamos.

Descanse en paz.

Pedro Bécares de Lera

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook