08 de abril de 2018
08.04.2018
Recado

Santiago y cierra España, no

08.04.2018 | 01:49
Santiago y cierra España, no

Conviene, para favorecer la distensión, no dejar que los gases se acumulen. Lo sucedido en un Tribunal de Alemania resulta bastante natural. Quienes a lo largo de los días, meses y años han visto crecer la presión social del independentismo, el empeño en controlar la calle para imponer su voluntad a la otra mitad de catalanes y al resto de españoles, y el claro designio de acabar empujando al Estado fuera de Catalunya, con apuntes de fuerza física en algún momento, tienen derecho a hablar de violencia. Pero en sentido penal clásico la violencia es algo más neto; para entendernos: lo que uno mismo llamaría así ante una agresión personal. El juez Llarena, conocedor del texto y el contexto, la ha visto. El Tribunal alemán no. Quizás se haya excedido en ese juicio, pero la jueza Lamela tampoco la aprecia. No montemos, por favor, la clásica cruzada contra el enemigo exterior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook