11 de julio de 2017
11.07.2017
Zamoreando

Excrementos

Entre las pintadas y las "consecuencias" de las palomas, Zamora está hecha un asco

11.07.2017 | 01:10
Excrementos

Estéticamente hablando, no pasa Zamora por sus mejores momentos. Las pintadas están logrando afear la imagen de esta hermosa ciudad. Apenas se ha combatido cuando hay mecanismos más que suficientes para acabar con esa fea costumbre de emborronar fachadas y monumentos. Otra cosa es el graffiti. Eso es arte y, en el caso de algunos grafiteros, del bueno. La verdad es que hay gente que no es nada cuidadosa y contribuye a la suciedad de la que a veces nos lamentamos todos. En civismo, a veces, no se pasa del suspenso.

Hay quien se dirá que no es para tanto. Lo es. Porque a todo eso y a mucho más hay que añadir la colaboración inestimable de las palomas y las golondrinas. Las comunidades de vecinos afectadas no dan abasto para su limpieza. Han colonizado los tejados de infinidad de edificios del centro y la periferia, se han posicionado donde más les ha apetecido y con sacar el "culito" a la calle y empezar su función fisiológica ya tienen hecho el trabajo de embadurnamiento de aceras, puertas de portales y escaparates de comercios.

Eso cuando sacan el culito a relucir en el exterior. En el interior la tienen tomada con los tendederos y ponen la ropa hecha una pena, penita, pena. Y no sabe el señor alcalde o el responsable de que se trate, lo mal que sienta cuando has hecho la colada que tengas que volver a darle un agua o a introducirla de nuevo en la lavadora. Un gasto que no se produciría si se hiciese algo con la importante población de palomas que nos invade. Además son muy prolíficas, no hay más que ver la cantidad de crías nacidas en primavera. Familias numerosas enteras poblando nuestros tejados.

Siendo ya grave el embadurnamiento de muchas de nuestras aceras, los chorretones que caen por algunas fachadas, es todavía peor saber que esos excrementos y que las propias palomas son portadoras de graves enfermedades. Y que no me digan que exagero porque de ello pueden hablar mucho y bien los veterinarios de Zamora, los mismos que me asesoran, los mismos que me dan la razón. Lo que no entiendo es que habiendo un servicio veterinario en las distintas instituciones, no se ponen de acuerdo y buscan un remedio para este problema.

Psitacosis, criptococosis, histoplasmosis, clamidiosis, salmonelosis, alveolisis alérgica?. Estas son algunas de las enfermedades transmitidas por las palomas. Hay más enfermedades, la mayoría infecciosas. No voy a destripar aquí las zoonosis transmitidas por las palomas, sólo decir que ninguna de ellas es agradable. En Zamora crece enormemente la población de este animalito y la autoridad competente que demuestra tantas veces su incompetencia, no hace nada por evitarlo. Y no he hablado del destrozo que ocasionan en las techumbres. No son buenas vecinas. Se les podía sacar alguna rentabilidad pero es que la autoridad ni siquiera ha caído en eso.

En otras capitales de provincia con el mismo problema se ha actuado con celeridad. No hablo de una matanza con la que no estaría de acuerdo, pero si se las puede capturar y llevar a palomares a lugares propios. Soy consciente de que esto es como predicar en el desierto. Hasta que la alfombra de excrementos impida ver las imperfecciones del pavimento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook