27 de abril de 2017
27.04.2017
ÚLTIMA HORA
El PSOE se consolida como primera fuerza y el PP de Casado supera a Cs, según el CIS

Convento de trinitarios

Los monjes llegaron a Zamora en la segunda mitad del siglo XVII

27.04.2017 | 00:31
Convento de trinitarios

Los monjes trinitarios llegaron a Zamora en la segunda mitad del siglo XVII, no contaban al principio con el apoyo financiero necesario para la construcción del convento y la iglesia, hasta que pudieron contar con el patronazgo del licenciado Rui Díaz de Villacorta, abad de Pentes (Orense). La iglesia de los Trinitarios se construyó en 1673 en los terrenos donados por Rui Díaz que ofreció su propia casa, la huerta, el herreñal y el palomar colindantes-

La construcción del interior de la iglesia sufrió retrasos debido a problemas de financiación, aunque hubo donativos y limosnas de particulares , incluso el Ayuntamiento también ayudó al coste de la construcción.

A partir de la Desamortización, el edificio conventual tuvo varios usos, pasando a ser, en primer lugar Gobierno Militar, después Cuartel de Carabineros y desde 1920 fue Cuartel de la Guardia Civil hasta 1980. Después de unas importantes obras de adaptación se convirtió en Colegio Universitario.

En los años de mi niñez, cuando jugaba al fútbol en el "Jardinillo" de San Torcuato, frente al cuartel de la Guardia Civil (hoy plaza del Maestro) la iglesia de los Padres Trinitarios, ya era la Parroquia de Santa Torcuato. Allí hice mi Primera Comunión en 1938.

En la Iglesia de San Torcuato, construcción de estilo barroco, permanecen numerosos signos de identidad de la comunidad trinitaria, inscripciones como "Sancta Trinitas" en interior de la cúpula y varias cruces distintivas de la Orden, avalan los orígenes del templo del siglo XVIII.

Conviene recordar que la primitiva iglesia de San Torcuato ya existía en el siglo XII en el lugar que antes he denominado "Jardinillo", junto a la muralla y la Puerta de San Torcuato. Era un templo románico que fue demolido en 1836 por encontrarse en estado ruinoso.

La advocación de San Torcuato se trasladó pocos años después a la iglesia de los monjes Trinitarios, anexa al convento de estos frailes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook