06 de febrero de 2017
06.02.2017
Zamoreando

Consejero independiente

Los nombramientos conllevan una pasta que obliga a abrir la hucha de las pensiones

06.02.2017 | 00:28
Consejero independiente

Las puertas giratorias siempre han dado un excelente resultado en España para quienes han tenido la suerte de circular por ellas. El último, Arsenio Fernández de Mesa. El exdirector de la Guardia Civil, tiene un empleo sustancioso, gracias a lo bien engrasadas que están las susodichas. De la noche a la mañana se ha convertido en flamante nuevo miembro del consejo de administración de Red Eléctrica Española. Para tratar de paliar en cierta medida el impacto social que estos nombramientos tienen, se nos ha dicho que desempeñará el cargo de "consejero independiente", algo así como un "free lance" de la red eléctrica.

Lo primero que una piensa es que el nombramiento llevará aparejada alguna que otra dieta y pare usted de contar. ¡Quía! Que va. El nombramiento como free lance de Fernández de Mesa lleva aparejado un salario aproximado de 175.000 euros al año, según el último informe de retribuciones remitido por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Estas son las cosas que nos molestan y nos jo? den a los españoles. Estas son las cosas por las que protestamos enérgicamente. Estas son las cosas que no se deben producir. Porque estos nombramientos conllevan una pasta gansa que España no tiene, lo que obliga a abrir la hucha de las pensiones con el consiguiente peligro, no ya para el futuro, sino para el presente de millones de pensionistas.

Cuando esta gente termina su función que se vaya para su casa y que se busque el curro como nos lo buscamos los demás. Y si no lo encuentran, que sufran como sufrimos los demás, viendo lo injusto de la situación, especialmente para los parados de cierta edad y los de larga duración que vienen sufriendo un calvario de también larga duración. Y los que se van para su casita, no pueden, tras cuatro años de servicio al escaño o al puesto que sea, cobrar la magnífica pensión que cobran sin haber cotizado lo que los trabajadores de verdad estamos en la obligación de cotizar para que al final nos adjudiquen una mísera pensión que, con gran esfuerzo por parte de los responsables de economía (entiéndaseme la ironía), suben un 0,25% anual.

A mí que no me vengan con el consabido: "Todos los españoles somos iguales". No hay mayor mentira que esa. Hay españoles de primera, de segunda, de tercera e incluso de regional preferente. La mayoría militamos en tercera y regional preferente. Sólo unos cuantos privilegiados, casualmente siempre adscritos a la política, militan justo en las categorías que los demás no alcanzamos ni de coña. Ya les vale. Cuántos jóvenes ingenieros harían un gran papel como consejeros dependientes o independientes en Red Eléctrica Española. Por cierto, grupo que cotiza en el Ibex y en el que el Estado ostenta una participación estratégica del 20%. Esa participación le permite al Estado colocar a los descolocados, a los que se quedan sin cargo.

La compañía ha justificado, como no podría ser de otra manera, el nombramiento de Fernández de Mesa, en base a su experiencia y conocimientos en materia de seguridad integral. Pero que se sepa, no se le ha hecho ningún examen, no ha pasado por ninguna oposición para revalidar semejante justificación. Con siete legislaturas como diputado y no sé cuántas cosas más, Fernández de Mesa quien, todo hay que decirlo, es funcionario del Estado en excedencia especial, ya tiene asegurada y bien asegurada la jubilación que también podría ser forzosa, coñe. En REE a buen seguro, no tiene que fichar para entrar y salir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine