05 de noviembre de 2016
05.11.2016
La columna del lector

Benavente y su comarca, ahora o nunca

05.11.2016 | 01:19

Mi apoyo a doña Leonor González Cadenas, alcaldesa de San Cristóbal de Entreviñas, que en su artículo publicado en nuestro diario La Opinión-El Correo de Zamora del sábado día 29 de octubre, titulado "Descrucemos los brazos", hace una clara referencia a todo lo que durante los últimos años ha ido perdiendo nuestra comarca de Benavente y nada se ha hecho por impedir su desaparición.

Hace referencia en su artículo doña Leonor al cierre, en su día, de la azucarera de Benavente, creo recordar que el cierre se llevó a cabo en el año 2003, y yo añado, qué se hizo ante el cierre de la azucarera, ante el cierre de la línea de la ruta de la plata, ante el cierre de la fábrica de tabacos, ante el cierre de confecciones Torío, ante el cierre del mercado de ganado y ante el cierre de tantos y tantos pequeños negocios familiares y tiendas de todo tipo. Creo que muy poco o nada.

La responsabilidad es de todos.

En fechas recientes hemos leído en nuestro diario que es muy posible el desmantelamiento de la fábrica de Interpanel en Villabrázaro, por su propietaria Kronospan.

Me pregunto: A este paso ¿qué nos queda?

Señores políticos, no importa su signo o afiliación política, ciudadanos todos de Benavente y su comarca, tomemos interés en lo nuestro, que nos afecta a todos, y no permanezcamos de "brazos cruzados", porque de seguir así nuestra amplia comarca de Benavente y sus pueblos seguirán perdiendo industria, lo que origina mayores tasas de paro, pérdida de población, abandono del mundo rural, pueblos prácticamente despoblados y una cadena sin fin que nos lleva a que nuestra querida provincia de Zamora sea una de las provincias con mayor pérdida de población y ello nos perjudica a todos los zamoranos, sin excepción.

Creo que ha llegado el momento de tomar plena conciencia de que los zamoranos tenemos la inexorable obligación de implicarnos en lo nuestro, pues nos atañe a todos sin excepción, agricultores, trabajadores, industriales, profesionales, jóvenes, mayores, parados o trabajadores en activo.

Basta ya de cierres. Luchemos por la permanencia de lo que tenemos y por la apertura de nuevas industrias.

Benavente y su comarca ocupan una situación geográfica en España de excepción que se tiene que aprovechar como punto estratégico para el asentamiento de nuevas fábricas.

La propuesta de lanzadera ferroviaria entre Benavente y León esperemos sea una realidad más pronto que tarde.

Queridos paisanos, tenemos nuestro futuro en juego, luchemos por un futuro con trabajo que nos permita una vida digna. Tuvimos, tal vez, un pasado reciente mejor, donde el paro a los niveles actuales era inexistente; por nuestra tierra cruzaban a diario varios trenes, que dejaron de hacerlo por Benavente, en un lejano año 1985, cuando se cerró la línea Ruta de la Plata y "el tren burra", apelativo coloquial y cariñoso del tren de vía estrecha de Valladolid a Palanquinos, que vertebró un amplio territorio de las provincias de Valladolid, Zamora y León en el año 1969.

Qué diferente sería el presente y el futuro de nuestra zona de haber permanecido en circulación los trenes que circulaban por la Ruta de la Plata y la línea Valladolid-Palanquinos.

Pregunto: ¿Se hizo algo para impedir su cierre? Presumo que muy poco o nada, tal vez se aceptó con resignación, ahora se diría, es lo que hay, y me pregunto: o lo que otros quieren que haya y aceptamos sin más.

Ánimo, paisanos, a comprometerse y a reaccionar, caso contrario mal nos irá.

Pedro Bécares de Lera

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine