02 de noviembre de 2016
02.11.2016
Teniente de alcalde del Ayuntamiento de Zamora

Del Estado y la Iglesia o de polvos y cenizas

Formar Gobierno parece que corre menos prisa que la investidura para Rajoy

02.11.2016 | 00:07
Del Estado y la Iglesia o de polvos y cenizas

No sabemos las razones por las que el presidente recién reelegido no ha querido formar Gobierno con la urgencia que parece que este país necesita, según afirmaba antes de su investidura, como si lo realmente urgente fuera su elección y lo demás pudiera esperar hasta el jueves, "día de mercado", como cantábamos de pequeñas. O de mercadeo.

Y que ante su mutismo, que tan buenos resultados le da, se especula con varias hipótesis que van desde la pereza de los gallegos -perdón, que me caen muy bien- que lo lleva a disfrutar del puente como todo hijo de vecino, a la menos probable de no saber aún quienes van a ser sus ministros después de casi un año para pensarlo. O la más probable de la superstición también gallega por la cual elegir un Gobierno el día de los Santos o el día de los difuntos puede dar mala suerte. O de la coña marinera o mariñeira de los españoles que pueden utilizar esta circunstancia para hacer chanzas y chistes de humor negro? Porque negros, estamos.

De la Iglesia.

Que después de haberse opuesto con toda su alma a la incineración de los muertos, pese a su lema cuaresmal de que "polvo eres y en polvo te convertirás", sigue tras su aceptación de esta dictando normas para custodiar las cenizas, apoyándose en la presunta falta de respeto que supone esparcirlas en la naturaleza o guardarlas en casa.

Y que en estos días en que la fiesta de Halloween gana en adeptos entre los jóvenes al católico Día de los Santos, siendo fieles a su historia de adaptarse o morir nos propone una celebración que suena casi igual, "Holywins", con yincana y concurso de comidas incluido, y que nos disfracemos de santos en lugar de brujas -que son para quemar- monstruos, dráculas y payasos diabólicos.

De polvos.

De los que tras estos días vendrán sin tardanza los lodos de los recortes en servicios públicos, de los parados y de los pobres con empleo precario, de la caja vacía de las pensiones y de la obediencia ciega al único dios que respeta este Gobierno: el dios suyo, que está en Bruselas, que santifica los déficits y las políticas económicas? "hágase tu voluntad"

Y eso pese a que el sexto sentido nos dice que el Gobierno en minoría del PP y Ciudadanos y el partido que lo sustenta con su abstención, están muertos, aunque no lo saben, pese a que durante un tiempo puedan hacernos realmente polvo a los trabajadores.

Y de cenizas.

De polvo que somos y cenizas en las que nos convertiremos las gentes sencillas que en estos días recordamos a quienes estuvieron con nosotros, y que con Quevedo decimos que dejaron su cuerpo, pero no su cuidado: "Serán ceniza, mas tendrá sentido/ polvo serán, mas polvo enamorado".

Y porque siguen teniendo sentido, y "de cuanto fue nos nutrimos/ transformándonos crecemos/ y así somos quienes somos golpe a golpe y muerto a muerto"? Seguimos en la calle, que ya es hora de pasearnos a cuerpo.

Tendrá sentido que su recuerdo nos siga animando en la lucha. Que vuelve a ser hora de salir a la calle. Siempre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine