01 de diciembre de 2014
01.12.2014

De frikis, nada

Herrera advierte que las cuestiones nominalistas están, de momento, fuera de su agenda política

01.12.2014 | 00:04
Rafael Monje

Previsible, pero no por ello Juan Vicente Herrera ha dejado indiferente a casi nadie tras su reciente intervención en el Comité Ejecutivo regional del PP. Un cónclave que aprovechó para imponer los deberes al partido que preside, al Gobierno autonómico, al grupo parlamentario e, incluso, a sí mismo ante la inminente cita con las urnas. Toda una hoja de ruta que, presumiblemente, tendrá en torno a febrero su punto de inflexión, cuando los "populares" revisen lo hecho durante la presente legislatura y, a partir de ahí, comiencen a definir las líneas del programa electoral con el que convencer a un electorado más fragmentado que nunca.

Herrera tocó prácticamente todos los asuntos políticos de interés regional y nacional. Todos, incluido el suyo propio, aunque para advertir con cierta sorna que las cuestiones nominalistas están, de momento, fuera de su agenda política. Algo normal en alguien respetuoso con los tiempos electorales que dispone Génova, donde la preocupación se llama Madrid y se apellida Valencia. O sea, que por mucho que insistan, su futuro político seguirá siendo el secreto mejor guardado y no será hasta dentro de un par de meses cuando lo desvele. O eso supongo.

Es cierto que ni el sitio ni el momento eran los adecuados para revelar esa decisión. Y eso que alguno, como el líder del PP abulense, Antolín Sanz, le conminó a ello ante tan selecto auditorio. Como igual de cierto es que, de haberlo hecho, estaríamos todos hablando en términos muy diferentes. Pero tampoco debería olvidar el presidente que la "excitación" a la que alude, en referencia a la ansiedad nominalista en tiempos electorales, viene ya de lejos y sus causantes tienen también nombres propios, entre los que no se puede descartar el suyo propio.

Dicho lo cual, hay que reconocer la capacidad de Herrera para espolear a unas huestes algo adormecidas (no había más que ver los cabezazos de algún viejo alcalde), así como su tenacidad contra la corrupción. Aunque, personalmente, me quedo con ese acertado análisis sobre Podemos, y que, a diferencia de lo que dicen muchos de sus correligionarios, el presidente del PP de la comunidad no los ve como unos frikis, porque "lo saben hacer muy bien". En todo caso, puede, señor Herrera, que, como concluye ese vídeo que inunda las redes sociales, más que hacerlo bien ellos, suceda que no lo estemos haciendo correctamente los demás. Y así nos va.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine