09 de diciembre de 2012
09.12.2012
Zona oeste

Tierra de paso

09.12.2012 | 01:00

Manzanal del Barco ha vivido unido a lo largo de su historia, como su nombre lo delata, a la ribera del Esla, propicia para la cría del fruto del paraíso y río de aguas, frontera natural, que cruzar sobre la barca de negrillo. Dos admirables y prestigiosos manzanalinos Manuel Gómez Ríos y Eutimio Contra Galván, junto a una albarina de adopción María Elisa González, han conseguido indagar hasta recuperar y hacer florecer como rosas en mayo la historia de un pueblo y una tierra, Alba, para uso y disfrute de las generaciones venideras. El pueblo que sabe de donde viene siempre tendrá abierto un camino a la esperanza para vivir y sobrevivir con esa dignidad, pura, que cultivaron en ellos sus ancestros. No hay más digna historia que aquella que los moradores cultivan y cautivan en el día a día con alegrías y sinsabores, dichas y desgracias, pastores y segadores, barqueros y labradores.

Corre el tiempo cual brisa de sereno mediodía de agosto en la rozada y sin darnos cuenta los días dan paso a los años que se fraguan en siglos: Año 1169. Esa es la primera fecha, hace ya 843, que el pueblo aparece en un documento, rubricado él, casi nada, por Alfonso Henríquez (1128-1185), primer rey de Portugal, al donar su heredad en Manzanal al obispo Esteban para construir la iglesia del Salvador de Zamora: hoy Santa Catedral. El rey luso, tras la independencia del país vecinos, llegó a considerar al Aliste histórico, al que pertenecía y pertenece Manzanal, como parte de su reino, pues pertenecíamos a la Archidiócesis de Braga. Los hermanos san Boal y santa Justa fueron martirizados en el año 288 en la ribera del Esla manzanalina por soldados romanos durante la persecución de Diocleciano. Las tierras de Manzanal y las aguas del antiguo Astura son parte de la historia Astur en la segunda Edad del Hierro, del Conventun Asturun y de Gallaecia en el Imperio de Roma, de l reino suevo en tiempos de Leovigildo, camino entre Castilla y Galicia. Tierra de paso firme sobre aguas mansas y turbulentas. Una historia interminable hecha así misma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine