11 de marzo de 2012
11.03.2012
Zona oeste

El respeto cultiva la tradición

11.03.2012 | 12:56
El respeto cultiva la tradición

Las gentes de Bercianos, hombres y mujeres, muy en particular los mayores, viven los cuarenta días de Cuaresma inmersos en los preparativos de su sobrecogedora Semana Santa, una histórica celebración de la Pasión y Muerte de Cristo mantenida durante siglos como si el tiempo no hubiera pasado desde los hechos acaecidos allá por el Monte de los Olivos, el Huerto de Getsemaní y en el Gólgota donde el de Nazareth, nacido en Belén de Judá, regó la tierra con su sangre, agonizando junto a Gestas y Dimas.


Estamos ante un Santo Entierro cargado de dolor entre Capas Pardas de Honras de paño de lana de ovejas negras «Castellanas» y blancas mortajas de lino criado a las veras del Aliste y Frío. Este año la Semana Santa abre sus puertas como Fiesta de Interés Turístico Regional de Castilla y León. Fue allá por 1803 cuando el Arzobispo de Compostela, a donde entonces pertenecía la Vicaría de Aliste, prohibía el «Sermón del Descendimiento», la puerta que abre el camino del último viaje, pero se mantuvo y sobrevivió.


Hoy, cuando corren tiempos de modernismos donde la fe y la esperanza caminan sobre pedregosos y polvorientos caminos los hombres y mujeres de Bercianos tienen el duro reto de cultivar la tradición para mantener los valores de su Semana Santa y quienes hasta allí lleguen el contribuir a ello desde el respeto a procesiones y creencias no inmiscuyéndose ni adulterando unos rituales que se han mantenido durante siglos gracias a todos, pero sobre todo a quienes los practican y viven con el corazón desde sus ancestrales creencias. Si el Santo Entierro de Bercianos mantiene sus orígenes, únicos en el orbe cristiano, es porque sus gentes respetaron y fueron respetadas. Esa es la hoja de ruta que todos hemos de cumplir para preservar su pureza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine