05 de septiembre de 2010
05.09.2010
II Noche Flamenca de Sanzoles

Hacia la consolidación

05.09.2010 | 01:07
Hacia la consolidación

Titulábamos la presentación de este importante evento en el vinatero pueblo del Zangarrón con el ostentoso título: «A la tercera va la vencida». Y lo ha sido. Sin duda el numeroso público no sólo se ha volcado en perfecta comunión con los seis artistas que a lo largo de la nutrida noche han desfilado por el escenario, sino que también lo han hecho respecto a mantener este tipo de programaciones para años venideros. En Zamora, el flamenco prende y germina partiendo de nuestra ancestral cultura musical, y en la Tierra del Vino más. Sanzoles es Tierra del Vino geográfica y etnográficamente hablando, aunque dé sus más preciados elixires a la denominación de Toro, haciendo mejor a éste.
Abre la noche la sempiterna maestría de Jesús El Almendro, con el sabio toque por arabescos y por derecho de Niño Manuela. Mirabrás, muy agradecido por lo poco escuchado en las citas flamencas. Impecable su ejecución. Fandangos con el último recordando a Manuel Torre. Muy aplaudidos, incluso entre cante y cante, lo que vino a ser la tónica general de toda la velada. Un sector del público le piden que se temple por soleares. Lo hace. Jesús tiene pillados como nadie los cantes de Mercé La Serneta, la gran diosa incuestionable del cante por soleá. Dos de la jerezana afincada en Utrera, otra de Enrique El Mellizo, la última de Agustín Talega y remate por soleariya. La concurrencia de pié aplaudiendo a rabiar. Rematan la actuación cantando para adelante por bulerías con los consiguientes guiños a la Plazuela, a los jaleos extremeños, a la rondeña y a la canción por bulerías.
Aparece sobre el engalanado escenario la exuberancia de María Carmona con el certero toque de Juan Antonio Muñoz. Seguiriyas, «?para calentar motores». Y los calentó completamente con un peculiar remate entre El Loco Mateo y Manuel Molina. Anuncia Taranto, con dos entregas, rematadas por minera personal. María y Juanan han conectado completamente con el público y éste está en total simbiosis. Los fandangos se los dedica al maestro Juan Antonio Muñoz, ejecutando bellamente el tercero, el del Niño Gloria fuera de micrófono. Sale Niño Manuela, y con las dos guitarras se despide por bulerías con fuerte y sonora ovación. María ha triunfado en Sanzoles.
La segunda parte la abre el maestro conductor de la cita, Juanjo Seguín, anunciando la entrega institucional del presidente peñista Santiago García Martín del presente —en forma de cuadro enmarcado — al alcalde Juan Jesús Gallego Muñoz quedando constancia gráfica del evento. El detalle fue muy agradecido por la corporación y por el público. Sobre todo por este, prueba evidente que Juan Jesús es muy querido en Sanzoles.
Todo el cuadro al completo encaran por alegrías respondidas en forma de baile por La Popi. Muchos aplausos. Para continuar por soleares de forma abundante, haciendo que la guapa bailaora Auxi encandilara a todos con su baile por soleá. Para terminar, al fin de fiesta se unió María Carmona, ofertando a Sanzoles —y al flamenco zamorano— una noche inolvidable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine