"Gracias.... porque Adrián me ha creído". Con estas emocionadas palabras Rocio Carrasco finalizaba el miércoles su esperada entrevista en directo en Mediaset para responder a las dudas y polémicas suscitadas por la serie "Rocío: contar la verdad para seguir viva". La hija de Rocío Jurado se refería en su agradecimiento al zamorano Adrián Madrid, “ideólogo” del formato televisivo que ha generado la mayor repercusión mediática de los últimos tiempos junto a su socio y copropietario de La Fábrica de la Tele, Óscar Cornejo. Son precisamente Madrid y Cornejo los que consiguen que tras años de silencio Rociíto acceda a contar su vida a través de lo que Mediaset denomina docuserie. Si cada uno de los capítulos ha conseguido enganchar a millones de españoles, la entrevista en directo arrasó con más de un 32,5 de cuota de pantalla y triunfando frente a otras opciones de la noche, como el debate de los candidatos a las elecciones autonómicas de Madrid o la serie turca "Mujer" de Antena 3. Nada menos que siete millones de espectadores siguieron en algún momento la entrevista a Rocío Carrasco en directo y ante colaboradores, la primera que ha concedido en 20 años.

Desde las diez de la noche y durante casi cuatro horas el testimonio de Rociíto y la entrada a través de videollamada de su marido, Fidel Albiac, para apoyar a su mujer enganchó un país que vive desde que empezara la docuserie entregado (en ocasiones contrariado) por el testimonio de un personaje público que narra en primera persona dos décadas de malos tratos físicos y psicológicos por parte del que fuera su primer marido, Antonio David Flores. En la ansiada entrevista Rocío Carrasco comenzó relatando, visiblemente angustiada, el momento en el que su hija, Rocío Flores, la agredió hasta dejarla inconsciente en el suelo cuando la menor tenía solo 14 años. Más espeluznante fue aún el momento en el que reveló cuál había sido la reacción de su hija tras la paliza. Llamó a su padre por teléfono y le dijo: "Ya lo he hecho". ¿Cómo lo supo? Porque el conductor del vehículo en el que salió Rocío Flores del domicilio materno, al servicio de la madre, se lo contó.

Adrián Madrid y Óscar Cornejo La Fábrica de la Tele

La audiencia, mayoritariamente a favor de la versión de la hija de Rocío Jurado y de Pedro Carrasco, no se ha quedado solo en la versión de Carrasco, sino que también ha criticado el excesivo ego de algunos colaboradores más obsesionados con tener su minuto de gloria en una emisión histórica que de escuchar a la protagonista indiscutible. Así, no se entiende que fuera interrumpida en varias ocasiones haciendo que perdiese el hilo argumental. Como tampoco se entiende el perfil tan bajo que tuvo el todo poderoso Jorge Javier Vázquez, al que literalmente se comió Carlota Corredera ejerciendo casi en solitario de presentadora y moderadora. ¿Habrá simpatizado más Rocío Carrasco con Carlota que con Jorge?

El debate no solo está servido sino que promete esperar cada día en las mesas.

Lea aquí la trayectoria profesional del zamorano Adrián Madrid, el hombre que consiguió que Rocío Carrasco contara su historia