Un jueves más 'El Hormiguero' presentó una nueva tertulia junto a Juan del Val, Tamara Falcó, Nuria Roca y Cristina Pardo. Los colaboradores pusieron sobre la mesa diferentes temas de actualidad, entre ellos la política.

Además de reflexionar sobre la situación política que se está viviendo en España, Pablo Motos propuso a sus colaboradores opinar sobre el vídeo viral en el que una monja explica cuáles son sus trucos para frenar el deseo sexual: "La monja dice que hay que hacer otra cosa y dialogar con el deseo… Si estás caliente, ponte a dialogar con tu instinto, a ver si se te pasa", anunció el presentador. Un tema que Tamara Falcó se tomó muy a pecho.

La hija de Isabel Preysler aseguró que entendía perfectamente a la religiosa y defendió que los seres humanos nos diferenciamos de los animales por la capacidad de "controlar nuestros instintos

"Hay instintos que son malos y esos sí que hay que reprimirlos, pero hay otros que son buenos. Autosatisfacerse es una cosa enormemente saludable. Esto no lo digo yo, es algo científico. El celibato es la mayor absurdidad que se ha inventado una persona", le recriminó entonces Juan del Val. Una afirmación que no le hizo ninguna gracia a la marquesa de Griñón que terminó pidiendo a su compañero que no se entrometiese en los asuntos eclesiásticos y en el celibato que estos religiosos le han jurado a Dios.

Ante la falta de argumentos de Tamara Falcó, Pablo Motos trató de acabar con este debate, pero ella denunció que el presentador siempre beneficia a Juan del Val en las tertulias: "¿Por qué siempre lo dejas terminar a él?", le preguntó. Ante esta acusación, Pablo Motos dejó que Tamara Falcó cerrase el debate, pero le pidió que argumentase su respuesta.

"Los placeres no deben de ser solamente los terrenales. Cuando tienes una vida enfocada a algo superior, hay otro tipo de placeres", terminó diciendo ella añadiendo que sus compañeros se estaban riendo del tema.