‘Supervivientes 2024’ está ya en su recta final. Estamos a escasos días de conocer el nombre del vencedor o de la vencedora de esta edición y, sin embargo, la polémica no para de crecer. Buena culpa de ello la tienen las continuas revelaciones y acusaciones contra la organización del programa por parte de Kiko Matamoros.

 Hace apenas unos días el ex marido de Makoke explotaba contra ‘Supervivientes’ en ‘Ni que fuéramos Shhh’ llamándoles “golfos” y amenazando con sacar a la luz ciertas pruebas que los dejarían en evidencia si continuaban con la ofensiva. Pues bien, el televisivo no iba de farol. Tras la pullita lanzada durante la última gala de ‘Supervivientes’ por Jorge Javier Vázquez en la que se burlaba, irónico, de las palabras de su ex compañero de plató, Kiko ha cumplido su amenaza. Ha hecho público una conversación muy comprometida para la organización del reality.

 “A mí me hace relativa gracia esto porque me obliga y me hace demostrar que yo no miento”, empezaba diciendo el colaborador del nuevo ‘Sálvame’”. “Cuando yo hablo de que se ha manipulado el programa, de que al espectador se le sirve una cosa y por detrás pasa otra, de cómo se interactúa o se ha interactuado, por lo menos conmigo y con alguien que está bastante vinculado a Ángel Cristo diciendo que también pudieron hablar con él allí en Honduras, no miento. Y no miento porque no tengo ninguna necesidad”, añadía Matamoros.

 “Yo puedo demostrar que es verdad todo lo que he dicho y, sin dar los nombres porque han sido dos personas con las que yo he estado en contacto”, avanzaba asegurado, no obstante, que se trataba de integrantes de la cúpula del programa. “El otro día me fui mal porque tengo cierto complejo de culpabilidad, se me pidió que no desvelara estos contenidos pero sois vosotros los que me estáis obligando a hacerlo. Si hubieras tenido la boquita cerrada y hubierais sido un poquito más prudentes, a lo mejor no tenía necesidad de haber dicho lo que dije ni de decir lo que voy a decir hoy”, expresaba enfadado. 

 De este modo, aunque el padre de Laura avisaba de que no iba a enseñar la pantalla del móvil para no revelar el nombre de esas personas, avisaba que no tendrían inconveniente en hacerlo en un futuro. “Si persistís nos vamos a ver en un juzgado. Lo va a ver todo el mundo y voy a demostrar que es verdad lo que digo. Hoy voy a hablar de una conversación que puede dar lugar a muchos entendimientos”, sentenciaba contundentemente contextualizando los tiempos del mensaje.

 “Esta conversación se produce cuando a Laura la acababan de expulsar por primera vez”, explicaba revelando que llamó al concurso para saber cuándo regresaría su hija a España. “Lo que me vienen a decir es ‘espérate porque se va a quedar en el concurso’. Todo esto antes de saberse nada de la repesca. Para que vean cómo manejan los tiempos y las expulsiones”, relataba el colaborador para hacer hincapié, a continuación, en que el programa se saltó sus propias normas en relación al aislamiento de los supervivientes.

 “Yo hablo con esta señora y me dice que está negociando con Laura. Me hace una llamada que no pudo coger porque iba en avión. Ella me dice que Laura quería hablar conmigo y al final me manda un audio de mi hija”, confesaba poniendo en voz alta el mensaje en cuestión. “¿Por qué no hablas con Jaime Guerra y te reconcilias y le pides venir? Aquí te espero con los brazos abiertos. Dile a Diego que necesitamos hablar con él y a ver si puede venir a defenderme. Ya sé cómo está todo pero hay que movilizar un poco todo”, se escuchaba decir a Laura en ese mensaje que ha desatado la indignación del resto de tertulianos y el enfado final de Matamoros. “Está en vuestra mano poneros la lengua en el culo. Pero si me queréis echar un pulso, el brazo todavía me aguanta. Así que encantado de ir a la guerra si queréis. 

Unas conversaciones que vuelven a sacr a la luz que los resultados de la app del programa no serían reales.

Hace tan solo unos días Mayte Ametlla, ex trabajadora de Mediaset, acudía al porgrama para denunciar los hilos y los intereses que se mueven por detrás en concursos de este tipo. La que fuera directora adjunta de 'Supervivientes' durante 2010 y 2011 ha decidido denunciar ahora, en medio de este intenso debate y en riguroso directo, que el nivel de intervencionismo ha podido incluso decidir quién se alzaba con el premio final. “¿Recordáis quién ganó en 2021?”, empezaba relatando la catalana sin pelos en la lengua. “Cada jueves iba el director y les decía a los concursantes ‘tú no tan cerca de este’, ‘tú espera’. Y los jueves antes de la gala había una persona, que es la que ganó, que decía ‘no me encuentro bien, estoy mal’”, recordaba Mayte Ametlla. “Estaba mala, se la llevaban, ganaba la prueba y aguantó, aguantó, aguantó y ganó ¿Sabéis quién era ella?”, preguntaba a sus compañeros de plató. “Era una mujer”, añadía a modo de pista la ex directora de ‘Supervivientes’ ante la falta de respuestas del resto de colaboradores que no recordaban a la ganadora. “Le interesaba muchísimo a la cadena que ganara”, agregó Mayte justo antes de revelar la identidad de la vencedora de Supervivientes 2021: “Olga Moreno”, sentenciaba dejando sorprendidos a sus compañeros a los que, sin embargo, les cuadró todo enseguida. "Claro que interesaba", añadía Patiño atando cabos.