Tamara Gorro ha sufrido uno de los palos más duros de su vida. Si hay algo que siempre le ha caracterizado es lo familiar que es. No solo con sus hijos, también con su madre y sobre todo, sus yayos, como ella les llamaba por redes sociales. Cada vez que quedaba con ellos para comer, cenar o simplemente disfrutar de su presencia, hacía testigos a todos sus seguidores confesando que ese era su mayor tesoro.

Desde hace unos meses, su abuelo estaba más delicado de salud y tuvo varios ingreso en el hospital. Ella, sin dudarlo, lo dejó todo para estar a su lado. Tras su último ingreso, el yayo recibió el alta hospitalaria y se fue a su casa, donde ha estado durmiendo la influencer muchas noches para darle todo su cariño y amor... hasta hoy, que ha anunciado a través de su perfil de Instagram el fallecimiento de uno de los pilares fundamentales de su vida: su abuelo.

"No soporto este dolor... Te amo yayito mio", ha escrito.