Una imagen estática, en blanco y negro primero, en color a partir de 1973. Música clásica tras un pitido característico. Barras y líneas sobre una imagen fija... Es la carta de ajuste, un fotograma fijo que muchos siempre pensaron que era, simplemente, un "relleno" entre emisiones. Pero era mucho más. Su función servía para calibrar la emisión en la televisión de monitores y cámaras: contraste, brillo, sonido y color. La primera carta de ajuste nació con el propio alumbramiento de las emisiones de TVE: el 28 de octubre de 1956.

Un test de prueba

El elegido en España -y en la mayor parte de los países- fue el PM5544, un generador de señal de vídeo desarrollado por Philips e introducido en la televisión de todo el mundo. El creador de este sistema fue el ingeniero danés Finn Hendil bajo la supervisión de Erik Helmer Nielsen en los laboratorios de Philips en Copenhague. Nació como un test de prueba, una especie de guía para que las cámaras ajustaran correctamente el contraste, el tono, el brillo, el color o el sonido. El patrón de Philips se adoptó en nuestra tele, aunque cada canal modificaba su aspecto para incluir su logotipo.

Cartulinas simples

Antes de que se generaran electrónicamente, las cartas de ajuste eran, literalmente, cartulinas que la cámara grababa en plano fijo.

Carta de ajuste de TVE.

Carta de ajuste de TVE.

Más horas de carta de ajuste que de programación

En aquellos años había más horas de carta de ajuste que de emisión de contenidos. Aparecían una hora antes de la programación, que en La Primera de TVE era a las dos de la tarde y en la ", a las 20 horas. A las 12 de la noche, se acabó lo que se daba.

¿Hasta cuándo hubo carta de ajuste?

Te sorprenderá saber que en Canal+ y muchos canales autonómicos la carta de ajuste se mantuvo hasta 2002, es decir, ayer.