Imposible pegar ojo esta noche en Ourense, si no es el calor sofocante -con mínimas que rondaron los 20 grados- es por los temblores de tierra. La provincia registra desde la pasada madrugada diversos movimientos de poca consideración que han podido sentirse en algunos hogares, el último a las 17:50 horas de esta misma tarde y con epicentro en Sandiás.

Según recoge el Instituto Geográfico Nacional, el primer temblor tuvo lugar a las 03:47 horas de la noche en Os Blancos a una profundidad de 11 kilómetros y con una magnitud de 1.9. De hecho, la mayoría de los temblores no llegaron a superar los dos puntos de fuerza. A esta misma hora se registraba un temblor similar muy cerca del primer lugar, esta vez en Xinzo de Limia y a una profundidad de 10 kilómetros.

Un par de minutos más tarde tenía lugar en el mismo punto el mayor temblor registrado en la jornada de hoy. Se trató de un sismo de fuerza 2.4, a una profundidad de 6 kilómetros. Hay que esperar hasta bien entrada la mañana para volver a sentir un nuevo temblor con esa misma intensidad, registrado sobre las 11.00 horas de la mañana en Xinzo a una profundidad de 7 kilómetros.

La tierra no ha dejado de moverse por la tarde, cuando se han registrado un par de movimientos más, ambos por debajo de los 2 puntos de fuerza, uno en Xinzo, y el otro un poco más al norte, en Sandiás.