El Alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, cree que los europeos tienen que despertar de su “sueño de bienestar” y hacer un “esfuerzo individual” recortando su consumo de gas y “bajando la calefacción” como vía para evitar que el presidente Vladimir Putin siga financiando la guerra en Ucrania. “Los europeos necesitan que el ruido de las bombas a las 5 de la madrugada hace 15 días al caer sobre Kiev les despierte de su sueño de bienestar y les permita afrontar desafíos que no hemos buscado pero que el mundo proyecta sobre nosotros y Ucrania es el primero: corten el gas en sus casas, disminuyan la dependencia de quien ataca a Ucrania y comprometámonos en una defensa colectiva a la que hemos prestado muy poca atención hasta ahora”, ha apelado durante una intervención ante el pleno del Parlamento Europeo.

Según Borrell, reducir la dependencia del gas de Rusia es un objetivo “difícil pero aplicable”. La actual crisis, en su opinión, no solo exige sanciones macroeconómicas y medidas técnicas por parte de la UE. También requiere “que los ciudadanos europeos bajen la calefacción de sus casas” y “que todo el mundo haga un esfuerzo individual en recortar el consumo de gas, como cuando cortamos el agua cuando hay sequía o nos ponemos una mascara para combatir el virus. Lo que hemos hecho con el covid-19 hay que hacerlo a favor de Ucrania”, ha reclamado. 

Lo más visto