Andrea Fernández afronta su primer 8M como secretaria de Igualdad del PSOE. A punto de cumplir seis meses en el cargo como máxima responsable de las políticas feministas de los socialistas, deja claro que la abolición de la prostitución y la lucha contra la violencia machista conforman la hoja de ruta de su partido.

Horas antes de la celebración del Día de la Mujer, Fernández destaca en una entrevista con EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, diario perteneciente al mismo grupo editorial que este medio, que la relación con las socias de Unidas Podemos es buena y fluida, aunque reconoce con contundencia las diferencias entre ambos partidos: afirma que el PSOE no apoyará la reforma de la ley contra la violencia de género que plantea Igualdad para abarcar en un único texto todos los tipos de violencias machistas y que abolir la prostitución es un compromiso del presidente del Gobierno.

Además de trabajar en un texto legal con ese fin, Fernández avanza que los socialistas revisarán e impulsarán ordenanzas municipales para luchar contra la prostitución en aquellos ayuntamientos en los que gobiernan.

Pregunta: Lleva casi seis meses como secretaria de Igualdad del PSOE. ¿Qué balance hace, qué ha cambiado en su partido desde entonces?

Llevamos este primer medio año trabajando con mucha ilusión, con mucho esfuerzo y muchas ganas. Hemos intentado sacar de Madrid la acción de Gobierno y llevarla a los territorios, explicar las cuestiones de igualdad. También hemos trabajado mucho en el ámbito parlamentario, con las comunidades autónomas y con nuestros ayuntamientos. Estamos poniendo en marcha muchos proyectos que tienen que ver con la transversalización de la igualdad en todas las instituciones.

Quizá lo que ha cambiado es un poquito más de vida orgánica porque Carmen Calvo, mi predecesora, era vicepresidenta del Gobierno y eso impedía que la vida orgánica fuera tan activa, creo que hemos conseguido reactivar el feminismo dentro del Partido Socialista.

Queda menos de media legislatura, ¿cuál es la hoja de ruta socialista para estos dos años?

Para nosotras la hoja de ruta está muy marcada por los derechos sexuales y reproductivos. Estamos trabajando muy duramente en la ley del solo sí es sí a través de nuestras enmiendas.

Hemos trabajado la proposición para la reforma del Código Penal en todo lo que tiene que ver con el acoso de mujeres en las puertas de las clínicas abortivas y mañana se aprueba definitivamente en el Senado la proposición de ley para agilizar los trámites que tienen que hacer los huérfanos de la violencia machista, que es absolutamente revolucionaria.

¿En qué queremos trabajar a futuro? Uno de nuestros objetivos fundamentales, tanto desde el punto de vista del Partido Socialista como del compromiso del Gobierno, del presidente del Gobierno de España, es una ley de trata que aborde específicamente la abolición de la prostitución.

En diciembre, el PSOE y Unidas Podemos anunciaron su intención de registrar conjuntamente en el Congreso una proposición de ley contra la trata. ¿Este plan se mantiene?

Por un lado, estamos trabajando enmiendas de la ley del sí es sí para garantizar que el proxenetismo se castigue en España de manera exigente y efectiva, unas enmiendas que hemos trabajado con colectivos como mujeres juezas

Dicho eso, en el Gobierno se está trabajando legislativamente en términos de abolición de la prostitución, está habiendo negociaciones. Evidentemente es una ley muy compleja sobre una problemática estructural que es muy difícil de abordar tanto desde el punto vista político, ideológico, técnico y jurídico. Es un trabajo que se va a hacer con mucha rigurosidad y al que se va a dedicar el tiempo que sea necesario. Pero se está trabajando ene muy duramente y de forma prioritaria, particularmente por parte del Ministerio de Justicia.

¿Va a haber dos leyes contra la trata, una con fines de explotación sexual que elabore el Ministerio de Igualdad y otra más amplia que elabore Justicia?

Se está trabajando en el contenido sustancial de los textos, conjuntamente, todavía no está claro cómo se va a articular. La fórmula final tampoco es relevante, la cuestión es que se aborde la abolición de la prostitución, que es lo que a nosotros más nos preocupa.

Pero Unidas Podemos en ningún momento habla de abolición, sino de trata y explotación sexual. ¿Cómo se va a llegar a un acuerdo en esta materia?

La dirección del Gobierno la ostenta el presidente de Gobierno de España y el presidente de Gobierno de España habla en términos de abolición de la prostitución. Por tanto, esa es la línea del Gobierno de España.

Los socios parlamentarios no están por la labor de incluir las medidas contra el proxenetismo y la tercería locativa en la ley de garantía integral de la libertad sexual, tampoco Cs. ¿Cómo van las negociaciones de esta cuestión?

La ley ahora mismo está en sede parlamentaria y corresponde a los grupos negociar qué enmiendas se aprueban y cuáles no. Nosotras creemos que es una buena oportunidad para abordar el proxenetismo y lo vamos a pelear hasta el final.

¿Va a manifestarse mañana por el 8M en Madrid?

Sí, vamos a ir a la manifestación.

¿A cuál?

A la de Atocha-Colón, que es la que organiza la Comisión 8M.

¿También los ministros y ministras socialistas del Gobierno van a ir a esta convocatoria?

Sí, es la manifestación a la que ha anunciado el PSOE que acudirá y es la única a la que estamos llamando a la participación.

El movimiento feminista acude dividido a las movilizaciones. ¿Es perjudicial esta división?

El movimiento feminista es un movimiento político muy vivo y acoge muchos debates en su seno. La cuestión abolicionista ha estado siempre presente y ha concitado distintas posturas, no es algo que haya surgido ahora o que sea propio del feminismo más moderno.

Me parece que la división es una mala noticia para la acción unitaria. Hay una cosa que para mí está muy clara: mientras haya un solo diputado de la extrema derecha sentado en algún parlamento, tenemos que confrontar con ellos porque son quienes están poniendo en juego nuestros derechos.

¿Hay distintas sensibilidades feministas dentro del PSOE?

El feminismo dentro del Partido Socialista está institucionalizado dentro de la organización. La lucha feminista dentro del Partido Socialista ha sido muy potente, ha sido el partido que más ha escuchado al movimiento feminista y que más ha entendido que tenía razón en sus planteamientos, por eso está institucionalizado al más alto nivel. La Secretaría de Igualdad pertenece a los puestos más importantes dentro de la dirección del Partido Socialista.

Todo debate que se produzca dentro del seno de la organización es bien recibido y lo celebraremos porque el movimiento feminista está muy vivo.

¿Las instituciones deben hacer algo para restar decibelios a la confrontación de distintas corrientes feministas?

El movimiento feminista está compuesto de muchas personas, de muchos debates, de muchos elementos. Y el feminismo asume mal los liderazgos: es un movimiento compuesto por pequeñitos granos de arena, que somos todas las personas que formamos parte de él. Todas somos necesarias, pero no hay nadie imprescindible.

¿Qué participación pueden tener las instituciones en el movimiento feminista? Canalizar las peticiones y exigencias del movimiento feminista, llevarlas a las instituciones y convertirlas en leyes.

Andrea Fernández. José Luis Roca

El Ministerio de Igualdad ha desgranado las medidas principales para la reforma de la ley del aborto. ¿Cómo va esta negociación?

Todavía no hemos empezado a trabajar esa cuestión. No conozco en qué consiste exactamente la reforma de la ley del aborto y no puedo dar una opinión sobre ella. No obstante, estaremos encantadas y abiertas a ver esos textos, ponernos de acuerdo y trabajar en esa dirección, sin ninguna duda.

¿Qué tal va la relación con las socias de Unidas Podemos?

La relación es buena, muy fluida y creo que en general las cosas van van bien. Evidentemente hay diferencias en materia feminista, porque somos dos organizaciones distintas, tenemos que trabajar sobre ellas y en una acción conjunta de gobierno. Pero en general las relaciones son muy buenas y el trabajo siempre es positivo.

¿Cómo pretende el PSOE abolir la prostitución?  

Sé que se está trabajando un texto en el seno del gobierno que todavía no tenemos configurado cómo va a ser. No obstante, el trabajo para la abolición de la prostitución va mucho más allá de la ley y tenemos que involucrar a todas las administraciones públicas y a la sociedad.

Una de las acciones que vamos a empezar a llevar a cabo es la revisión y la puesta en marcha de ordenanzas que penalizan todo lo que tiene que ver con con la prostitución en el ámbito municipal. Sin el compromiso conjunto de todas las administraciones públicas, también de los operadores jurídicos, va a ser muy difícil erradicar la prostitución.

¿Eso quiere decir que los municipios socialistas van a utilizar la Ley de Seguridad Ciudadana para multar a los puteros?

No. Hay municipios socialistas que ya cuentan con estas ordenanzas, por ejemplo Sevilla, que abordan las cuestiones relacionadas con la prostitución dentro de las competencias municipales. Otros no las tienen o las tienen desactualizadas.

¿En qué se van a traducir esas ordenanzas? ¿Qué persiguen?

Tenemos que ver cuál es la situación en cada ayuntamiento, cómo lo vamos a abordar. Pero en cualquier caso tiene que ver con cómo estas mujeres son prostituidas en la calle, algunas acciones y programas que tienen que ver con lo que sucede en los pisos. También queremos trabajar desde el ámbito municipal en planes de reinserción de las mujeres que se encuentran en situación de prostitución. Los ayuntamientos son quienes primero detectan este tipo de prácticas porque son la administración más cercana a lo que sucede en la propia calle, a lo que sucede en los propios barrios. Entonces creemos que ese poder tenemos que utilizarlo también para acabar con la prostitución.

¿Los desencuentros en torno a la tramitación de la ley trans son agua pasada?

No hay ningún problema con este tema ahora mismo. Nosotros tenemos unas resoluciones del 40 Congreso que explican perfectamente la postura del Partido Socialista y con esa normalidad y con esa transparencia vamos a seguir trabajando en el futuro. 

¿El texto que salió del Gobierno es el texto que va a defender el PSOE en el Congreso de los Diputados?

Ese está informado positivamente por dos ministerios de la parte socialista del Gobierno, el de Presidencia y el de Justicia.

Una vez llegue al Congreso, trabajaremos la ley con total normalidad, igual que hacemos con todas las leyes.

Igualdad ha anunciado que este año va a poner en marcha una reforma de la ley contra la violencia de género del año 2004. ¿Coincide en que hay que cambiarla?

Nosotras hemos firmado una serie de enmiendas conjuntas con Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados para introducir pequeñas modificaciones necesarias para actualizar la Ley 1/2004. Esos son los márgenes en los que nos movemos.

Nosotras no vamos a modificar el objeto de la 1/2004. La Ley Integral contra la Violencia de Género establece una arquitectura jurídica, de servicios sociales, de ayuda y de atención integral a las mujeres víctimas, que es muy importante proteger. Porque cuando hablamos de violencia de género hablamos de vidas humanas y esto hay que tenerlo muy en cuenta. Creo que requiere de un análisis muy profundo el hacer modificaciones en leyes que están dedicadas a proteger la vida de las mujeres. Por eso nosotros vamos a proteger siempre la esencia de la 1/2004 y no vamos a entrar en la modificación del objeto. El PSOE va a posicionarse en contra de la modificación del objeto de la ley 1/2004.