Los drones de la empresa Aerocámaras equipados con una cámara térmica y otra de 30 aumentos y un altavoz simulando sonidos para llamar la atención de los perros atrapados por la erupción del volcán de La Palma, han realizado hoy vuelos de reconocimiento en la zona donde se encontraban los animales después de que la operadora haya conseguido los permisos para sobrevolar la zona, informa Jaime Pereira, CEO de Aerocámaras y piloto profesional.

Sin embargo, hasta el momento no han conseguido rastro alguno de los podencos, ya que “están refugiados debajo de los matorrales”. Lo que sí han logrado ver son dos conejos y comida, tras inspeccionar toda la zona. “Los perros pueden estar escondidos en algún sitio porque hace mucho calor”, ha explicado Pereira, quien han añadido que en la tarde de este miércoles y hasta esta noche volverán al lugar con sus drones para "barrer la zona" y tratar de localizarlos y rescatarlos. La empresa ha pedido autorización "para volar todos los días". Desconoce cuántos perros han quedado atrapados por las coladas.

"Estamos preparados para buscarlos en cualquier momento y con temperaturas altas", ha destacado Pereira, cuyas cámaras están siendo dirigidas desde unos 500 metros del lugar debido a la proximidad de la colada.