El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha considerado este viernes que en la crisis migratoria que afecta a Canarias "no" ha habido descoordinación, si no que entiende que hay muchos ministerios implicados y cada uno tiene que atender a la parte que le corresponde.

De todos modos, ha admitido, durante una visita al Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo en Las Palmas de Gran Canaria (CCS Las Palmas), que "siempre es bueno llegar antes" pero también matizó que hay que tener la "información correcta".

Así, cuestionado porque exista un mando único para abordar esta crisis migratoria, Ábalos señaló que en el caso de Salvamento existe un "mando único que funciona con el Ministerio de Interior" desde el año 2018.

En la visita al CCS Las Palmas, Ábalos ha estado acompañado por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá; el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres; y el delegado del Gobierno en el archipiélago, Anselmo Pestana, que han conocido también el nuevo edificio que aloja la Capitanía Marítima de Las Palmas y el buque de Salvamento 'Miguel de Cervantes'.

Esto les ha permitido intercambiar impresiones con los profesionales que están realizando tareas de Salvamento, que son "muy complicadas" en Canarias, ya que apuntó tiene una zona de rescate "muy muy grande, con unas condiciones de la mar difíciles también", y por tanto con labores de rescate que son "siempre muy arriesgadas y más ahora con la afluencia" migratoria.

Mayor gasto para salvamento

El ministro expuso que ante la situación migratoria, se ha reforzado a Salvamento Marítimo en la zona de Canarias con dos helicópteros, un avión, dos remolcadores -uno de ellos, el Punta Salinas se encuentra en estos momentos en la varada reglamentaria- y tres unidades guardamar, "normalmente hay una", y diez embarcaciones de intervención rápida, que son las conocidas como salvamares y las que más actúan cuando hay inmigración, por lo que se han reforzado con tripulantes adicionales.

En este sentido, apuntó que se ha autorizado la ampliación del cupo de gasto dedicado a Salvamento para incrementar los equipos humanos que atienden los rescates de inmigrante, de tres a cuatro componentes las plantillas mínimas de seguridad para intentar dijo de "quitar algo de estrés y favorecer la tarea" de Salvamento.

Escrivá resalta el buen trabajo

Por su parte, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha resaltado el trabajo "meritorio" que realiza el personal de Salvamento Marítimo, apuntando que "todo lo que se pueda hacer por facilitar su trabajo", se hará desde el Gobierno.

Finalmente, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, reconoció el trabajo de Salvamento Marítimo, así como agradeció que se hayan incrementado los medios tanto materiales como humanos, para que puedan responder a la "magnífica labor" que realizan y que actualmente es "arduo" ante la crisis migratoria que afecta a las islas.

Torres ha señalado que si bien entre 500 y 1.000 personas han perdido este año su vida en la ruta del Atlántico a bordo de embarcaciones irregulares, también es verdad que "nunca" se sabrá el número ni sus nombres y "ese es el drama" de la inmigración.