La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dado a entender este jueves que si Pedro Sánchez no le permite confinar la autonomía exclusivamente durante el puente de Todos los Santos, no ordenará el cierre perimetral de la región. "Si no quedan más opciones, va a tener que ser así", ha contestado en una entrevista en la Cadena Cope sobre si esta será su decisión final, tal como señalaron fuentes de su Gobierno tras la reunión el miércoles con los presidentes de Castilla y León y Castilla-La Mancha, Alfonso Fernández Mañueco y Emiliano García-Page, respectivamente, destinada a acordar limitaciones a la movilidad coordinadas.

Ayuso escribió el miércoles, tras el encuentro a tres, al presidente del Gobierno para solicitarle que, "a la mayor brevedad posible y con efectos inmediatos", cambie el decreto de estado de alarma para permitir que los cierres perimetrales sean inferiores a siete días. En su opinión, no hay evidencias científicas de que los confinamientos funcionen mejor durante siete días que en periodos más cortos o más largos y, en base a su mantra de llevar a cabo "medidas quirúrgicas y hacer los cierres mínimos posibles", "peleará hasta el final" para que Madrid pueda hacer confinamientos a medida, según ha argumentado en la entrevista.

Aún así, ha reconocido que la situación no cambiará excesivamente si ella decreta el cierre o no puesto que Castilla y León y Castilla La-Mancha sí han cerrado sus fronteras, al igual que otras muchas autonomías. Ximo Puig, el presidente de la Comunitat Valenciana, uno de los destinos preferidos por los madrileños en los días festivos, ha avisado de que si Madrid o Catalunya no confinan en el puente, él sí lo hará en su autonomía.

"Picos más bajitos"

"Todo al final se resume en que los madrileños van a pasar estos días sin moverse y entiendo y respeto a las demás comunidades, pero no creo que simplemente haya que cerrar porque los demás cierran", ha argumentado.

Asimismo, y pese a que los datos en términos generales indican que la segunda ola va al alza y sin freno, Ayuso ha señalado que cree que "habrá cada vez ondas más lejanas y picos más bajitos".

Una vez más, la presidenta ha obviado la petición del vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio Aguado, quien le pidió confinar Madrid hasta el 9 de noviembre, incluyendo así el puente de Todos los Santos y el puente de La Almudena, festivo en la capital. Fuentes cercanas al también líder de Ciudadanos en Madrid lamentan este jueves que "a 24 horas de que comience el puente, los madrileños siguen sin saber qué deben hacer". "Es normal que estén cabreados", resumen estas fuentes.

El Gobierno no atenderá la petición

Y todo indica que la incógnita se mantendrá en las próximas horas puesto que el Gobierno no es partidario de dar una respuesta a la carta de Ayuso. El Ejecutivo central considera la postura de Ayuso una "insensatez" y recuerda que ni si quiera el Grupo Popular ha registrado una enmienda al decreto de alarma en línea con lo que solicita la presidenta madrileña. Además, autonomías gobernadas por el PP como Castilla y León sí que están decretando cierres superiores a siete días.

A su vez, el presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, ha señalado que el cierre por días que plantea Madrid no es eficaz y "descontrola" las labores de rastreo.