Si no hay cambios de última hora en la agenda gubernamental será el próximo martes, 15 de septiembre, la fecha en que el Consejo de Ministros apruebe el Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática. Una vez que resulte aprobada tras el pertinente trámite parlamentario conllevará, entre otras muchas cosas de enjundia, el otorgar «carácter radicalmente nulo» a todas las condenas y sanciones producidas «por razones políticas, ideológicas, de conciencia o creencia religiosa» durante la Guerra Civil o la dictadura.

Esta nueva Ley de Memoria, que derogará la aprobada en el 2007 y a cuyo borrador ha tenido acceso El Periódico de Catalunya, es una de las joyas legislativas que el Gobierno de coalición guardaba en su maleta de acuerdos.

Pincha en la imagen para continuar leyendo la noticia completa.

La nueva ley de memoria anula las sentencias del franquismo. El Periódico de Catalunya