El colegio de Camarzna de Tera comprende un ámbito geográfio que abarca una veintena de localidade, que envían sus escolares al centro.

La Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León ha comunicado al CEIP “El Tera” la posible cancelación de una unidad de cara al próximo curso.

El ámbito educativo sigue sufriendo las consecuencias de la despoblación. Ya han sido muchos los centros que en los últimos años han tenido que cerrar sus puertas, ante la acuciante falta de alumnos. La sombra del cierre definitivo planea sobre las pocas escuelas rurales que aún permanecen abiertas.

La preocupación es palpable en localidades como Camarzana de Tera, cuyo colegio aún sigue realizando su actividad, recibiendo niños y niñas provenientes de todos los municipios del Valle.

Esta inquietud se extiende al resto de municipios del Valle del Tera, ya que el de Camarzana es el único centro que aún continúa formando a los más jóvenes. La escuela recibe más alumnos de otras localidades que de Camarzana.

La Junta ya hizo saber el pasado 30 de junio sus intenciones de cerrar una unidad y agrupar a los alumnos de dos niveles de primaria en un mismo aula de cara al próximo curso 2020/2021. Un centro que llegó a albergar más de 500 alumnos, en la actualidad apenas llega al centenar.

Desde la AMPA aseguran que no se sabe qué va a pasar y que se encuentran a la espera de que se resuelvan las negociaciones con la Consejería de Educación. A pesar de que se ha reducido la ratio, escasamente se alcanzaría la cifra de alumnos requerida en las aulas.

Madres y padres de alumnos permanecen a la espera de la resolución final y confían en que esa unidad no se cierre y todos los alumnos puedan seguir agrupados según su nivel educativo.