05 de junio de 2020
05.06.2020
La Opinión de Zamora
Terrorismo

En libertad el etarra Xabin Usandizaga tras cumplir 23 de los más de 200 años de condena

Entre otras penas, la Audiencia Nacional le impuso 26 años por el atentado contra Francisco Arias

05.06.2020 | 21:21
En libertad el etarra Xabin Usandizaga tras cumplir 23 de los más de 200 años de condena

El preso de ETA Xabin Usandizaga Galarraga ha quedado en libertad tras cumplir 23 años de prisión, de los más de 200 años que sumaban las distintas penas a las que fue condenado. Usandizaga terminó el cumplimiento de su condena el pasado 2 de abril, por lo que "ha sido retenido en la prisión de Córdoba, en la que se encontraba encarcelado, durante 33 días", según ha denunciado el colectivo de familiares de presos de ETA, Etxerat.

Entre otras penas, la Audiencia Nacional condenó en 1999 a 26 años de prisión a Xabin Usandizaga, misma pena que recibieron su compañeros Javier Ugarte y José Miguel Gaztelu, por el atentado que perpetraron el 13 de mayo de 1985 contra el guardia civil Francisco Arias Cuadrado, en Mondragón.

La sentencia consideró probado que Gaztelu, Ugarte y Usandizaga decidieron colocar un artefacto explosivo bajo las ruedas del vehículo particular del guardia civil Arias Cuadrado, destinado en Oñate, pero que visitaba con frecuencia Mondragón.

La bomba explotó cuando Arias puso en marcha el vehículo. La explosión le causó lesiones de las que tardó en curar 246 días y desperfectos en inmuebles y vehículos próximos.

Por otra parte, el Tribunal Constitucional desestimó en 2014 el recurso presentado por Xabin Usandizaga, quien pedía un cómputo diferente del tiempo de cumplimiento de condena que adelantaría su excarcelación. Usandizaga Galarraga, miembro del "comando Bellotxia", fue detenido en 1997 a raíz de la captura de la célula que mantenía secuestrado al funcionario José Antonio Ortega Lara. En diversos procesos fue condenado a penas que sumaban más de 200 años de cárcel.

La Audiencia Nacional refundió las condenas y fijó un tiempo máximo de cumplimiento de 30 años. El miembro de ETA recurrió contra la liquidación de condena aplicada alegando que no le habían computado el tiempo que permaneció en la cárcel simultaneando la condición de preso preventivo en unas causas con la de penado en otras. Este cómputo le hubiera permitido adelantar en varios años su puesta en libertad, pero el Tribunal Constitucional rechazó en 2014 su recurso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook