04 de junio de 2020
04.06.2020
La Opinión de Zamora
Crisis del coronavirus

Illa: "Asumo la responsabilidad de los datos, pero son los que dan las comunidades"

El ministro admite que puede haber errores, pero defiende el sistema de conteo vigente desde mayo

04.06.2020 | 13:45
Illa: "Asumo la responsabilidad de los datos, pero son los que dan las comunidades"
Illa: "Asumo la responsabilidad de los datos, pero son los que dan las comunidades"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha afirmado este jueves que asume la responsabilidad de los datos de la epidemia del coronavirus y las discrepancias que pueda haber en ellos, pero ha insistido en que son los que le proporcionan "con mucho esfuerzo" las comunidades autónomas.

"Los datos que yo doy no los produce el Ministerio: yo asumo la responsabilidad de los datos, pero son los que me facilitan con mucho esfuerzo las comunidades de acuerdo con un protocolo. Y puede haber, y seguro que hay, algún error, pero no me parece justo", ha enfatizado el ministro en su comparecencia en el Congreso sobre los ataques de Vox y el PP por los desajustes de las cifras.

Tanto la diputada 'popular' Cuca Gamarra como el de Vox Juan Luis Steegmann han criticado que el Gobierno por el cambio de sistema que, para una, solo ha generado una "ceremonia de la confusión" y, para el otro, ha "torturado las estadísticas".

Pero el ministro les ha pedido que "colaboren en transmitir cómo está la epidemia". "Porque el primero en querer mostrar como está -ha añadido- es el que les habla".

Illa ha defendido así el nuevo sistema de recopilación de la información vigente desde el pasado 11 de mayo porque arroja una radiografía mucho más actual del estado de la pandemia en nuestro país, ya que ahora se les pide a las autonomías datos individualizados de los casos y no agregados, si bien alguna continúa con el antiguo método.

"¿Hubiera sido mas cómodo no cambiar el formato? Sí, seguro. ¿Hubiera sido lo más acertado? No, porque en ese tramo de la carretera no había que ir a 120, hay que ir a 20 para disfrutar del paisaje", ha dicho el ministro.

Desde que se puso en marcha, se han sucedido los desajustes entre la estadística que da cada día el Ministerio y la que publican las autonomías por su parte. Este jueves se ha sumado uno nuevo con la OMS, que ha cifrado en 29.858 los muertos en España, casi 3.000 más que los calculados por Sanidad, que ascienden a 27.128.

Sobre ello, el ministro ha recalcado que "los que computan como fallecidos covid son los que tienen un diagnóstico por PCR, y éstos son los 27.128 que ayer dimos a conocer". En una nota aclaratoria, su departamento ha precisado que Sanidad no reporta diariamente las cifras de defunciones a la OMS y que este organismo "extrae información de diferentes fuentes".

En el caso de países de la UE, del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), que a su vez avisa que "las actualizaciones de los países se publican a horas distintas. Esto, junto a la necesidad del ECDC de procesar estos datos puede generar discrepancias".

Sea como sea, el ministro ha considerado que es "común y normal que cuando ha pasado lo peor, los responsables sanitarios vayan regularizando las series históricas y depurando los casos para comprobar que no hay duplicados" y que, a medida que se confirma que son fallecidos covid, se vayan actualizando las series.

Además, si organismos como el INE o el Instituto de Salud Carlos III, a través del Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), han cifrado en más de 42.000 la sobremortalidad ocurrida este año respecto al anterior es porque la ha habido: "Eso es así, son datos que da el Gobierno, los hacemos públicos nosotros". Lo cual no quiere decir, ha insistido, en que todos hayan fallecido por coronavirus.

Defiende lo que se hizo el 8-M

Asimismo, Illa ha defendido lo que se hizo el día 8 de marzo, porque en aquel momento "no había la evidencia científica", "al menos yo no la tenía -ha dicho- para decir que había que prohibir eso".

"Con el 8 de marzo, yo creo que vamos un paso más allá ¿no? Porque miremos el conjunto de actos que se celebraron en Madrid, incluso después del 8 de marzo, que hubo un concierto el día 11. Entonces, vamos a ver, ¿eh?", ha dicho el ministro al ser apelado por el diputado de Vox Juan Luis Steegmann, sobre la autorización para la manifestación del Día de la Mujer.

Steegmann ha arremetido una vez más contra el Gobierno por haber autorizado esa manifestación cuando ahora, ha dicho, prohíbe reuniones "de 30 personas". En este sentido, ha criticado que este miércoles el presidente, Pedro Sánchez, aplaudiera este evento con la exclamación "Viva el 8M" porque, si lo hizo en alusión al de este año, ha añadido, demostró tener "un grave problema de empatía".

Ante esta actitud, Illa ha querido mostrar el apoyo a todos los responsables sanitarios que tomaron decisiones en esas fechas, porque es, según ha dicho, el papel que le corresponde, el de respaldar todas las decisiones que tomaron en esos días. El titular de Sanidad ha subrayado que el 8 de marzo no se celebró solo en Madrid, y en España, sino en todo el mundo, y esos días en la capital se celebraron otro tipo de eventos.

Illa advierte del riesgo de contagio

Por otra parte, Illa ha reiterado que la evolución de la epidemia del coronavirus en España es "buena", si bien ha avisado de que "aún hay riesgo" de contagio como se ha demostrado en la aparición de "pequeños" brotes en algunas regiones.

El ministro ha señalado que en la actualidad ya se están identificando a más casos sospechosos y, a la vez, se está observando que el número de confirmados sigue descendiendo.

Según el último informe publicado el miércoles por el Ministerio de Sanidad en España han fallecido 27.128 personas y entre el martes y el miércoles se notificaron 219 personas confirmadas de coronavirus, lo que supone que en total ya se han infectado por el virus 240.326 personas.

Unos datos que, tal y como ha reiterado el ministro, indican que la evolución de la epidemia es "buena". Además, ha informado de que el nuevo sistema de vigilancia está mostrando cuántos casos han iniciado síntomas, cuántos casos sospechosos se han identificado, cuánto se tarda en tratar a los pacientes y cuántos casos sospechosos se confirman.

"Lo que más nos interesa ahora es la detección precoz de los casos con el fin de actuar y controlar de forma muy rápida la transmisión del coronavirus. Por ello, hemos modificado el sistema de vigilancia y ya nos permite controlar los brotes de forma temprana, lo que demuestra que aún hay riesgo", ha apostillado Illa.

Finalmente, y pese a estos "buenos datos", el ministro de Sanidad ha destacado la importancia de que en la llamada 'nueva normalidad' se va a tener que aprender a convivir con el nuevo coronavirus o, al menos, hasta que no haya una vacuna o un tratamiento efectivo.

Por ello, Illa ha pedido a los ciudadanos seguir siendo "prudentes y responsables" y continuar realizando las cuatro reglas principales para contener al nuevo coronavirus, y que estarán vigentes en la 'nueva normalidad': el distanciamiento físico, el lavado frecuente de mano, el uso de mascarillas y la higiene reforzada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook