03 de junio de 2020
03.06.2020
La Opinión de Zamora
Crisis del coronavirus

El Gobierno salva la última prórroga del estado de alarma contra el "virus del odio" de PP y Vox

Pedro Sánchez achaca la "crispación" a la oposición, a la que acusa de cargar contra el 8-M en una "nueva conspiración de la derecha" | Casado y Abascal han señalado al presidente por "ocultar los muertos"

03.06.2020 | 07:51
El Gobierno salva la última prórroga del estado de alarma contra el "virus del odio" de PP y Vox
El Gobierno salva la última prórroga del estado de alarma contra el "virus del odio" de PP y Vox

Pedro Sánchez ha logrado sacar adelante la última prórroga del estado de alarma en un Congreso bronco y polarizado, en el que ha acusado a los líderes de PP y Vox, Pablo Casado y Santiago Abascal, de pretender convertir la reivindicación feminista que representa el 8 de marzo en "la nueva conspiración de la derecha", de manera similar a los intentos de vincular a ETA con los atentados del 11 de marzo de 2004 perpetrados por el terrorismo islamista.

Pese a haber prometido en su primera intervención ante el Pleno del Congreso que debate la última prórroga del estado de alarma que no entraría a contestar las "provocaciones" de la oposición, Sánchez ha arremetido en su primer turno de réplica contra todo aquel que le ha criticado intentando dejar en evidencia las aparentes contradicciones e intereses particulares de unos y otros.

Sigue aquí el minuto a minuto sobre la crisis del coronavirus


En otro momento, Sánchez ha acusado a la oposición de utilizar la bandera como un arma y el nombre de España "en vano". En ese contexto, ha rechazado lo que ha calificado de "crispación" y "veneno del odio" y ha proclamado "alto y claro" que viva el 8 de marzo, en respuesta a la reiterada acusación de la oposición de que la decisión del Gobierno de celebrar el 8 de mayo contribuyeron a la expansión del virus en España.

Sánchez se ha ensañado en especial con el presidente del PP, Pablo Casado, a quien en todo momento ha presentado como un político mimetizado con el líder de Vox. "Casado Abascal, Abascal Casado, tanto monta, monta tanto", ha repetido en varias ocasiones a la hora de referirse a los dos.

El presidente del Gobierno ha criticado la "fijación" que, en su opinión, tienen estos dos partidos con la celebración del 8 de marzo en España, cuando las mismas marchas se celebraron prácticamente en todo el mundo occidental y fueron incluso más multitudinarias porque por aquel entonces "nadie sabía lo que se venía encima".

En la manifestación de Berlín, por ejemplo, participaron cientos de miles de mujeres, ha dicho Sánchez. "¿Fue culpa de Merkel o del doctor Simón?", ha ironizado, antes de lamentar que en ningún otra parte del mundo salvo en España se está "relacionado el feminismo con la Covid-19" como hacen "de mala fe" PP y Vox. "No usen la Covid-19 como excusa, nunca les gustó la igualdad de género", les ha espetado.

Tras equiparar a Casado con Abascal, el presidente ha advertido al líder del PP de que en los últimos tiempos se está "deslizando por una pendiente muy peligrosa" utilizando "el dolor" por la pérdida de vidas humanas que ha provocado la emergencia sanitaria. Y con esa estrategia, cree el presidente, el PP no ganará nada, pero "hará grande a la ultraderecha".

Las cifras

En un intento de anular las críticas que le ha dirigido la oposición, ha presentado las denuncias sobre el baile de cifras en los datos oficiales sobre fallecidos y contagiados en la epidemia como un mero ejemplo de la estrategia de la derecha de "poner en cuestión todo".

Y recordando la reiterada petición del PP para que el Gobierno decretara luto oficial por las víctimas mortales de la pandemia, Sánchez le ha dicho a Casado que al menos "estará satisfecho" de que durante dos días consecutivos no haya habido muertes por la Covid-19 porque de lo contrario "parecería que usted usa los muertos contra el Gobierno".

Se refería así Sánchez al hecho de que el balance oficial del Ministerio de Sanidad lleve dos días sin registrar nuevos casos de fallecimientos pese a que varias autonomías sí han reportado decesos.
Muy duros han sido tanto Casado como Abascal con el presidente del Gobierno.

Críticas de PP y Vox

Por su parte, Pablo Casado ha recalcado al Sánchez que "ser feminista no es poner en riesgo a centenares de miles de mujeres" el 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer cuando ya había alertas internacionales por la pandemia del coronavirus. Tras pedirle que "deje de mentir" y dar "lecciones a los demás", ha señalado que el 'viva el 8 de marzo' que ha proclamado el presidente del Gobierno es "el grito de rabia de un boxeador sonado".

Casado acusa a Pedro Sánchez de "desatar una caza de brujas en la Guardia Civil". Agencia ATLAS | Foto: EFE

En su réplica en el debate sobre el estado de alarma que se celebra en el Congreso, Casado ha asegurado que la ministra de Igualdad, Irene Montero, vinculó el 8M a los contagios de la Covid-19 en un vídeo difundido esta semana y ha añadido que lo mismo ha hecho una juez en Madrid que ha imputado al delegado del Gobierno en esta comunidad, José Manuel Franco.

"Usted tiene al delegado imputado, al ministro achicharrado y a su Gobierno pendiendo de un alambre. Decía 'Viva el 8 de marzo'. Es el grito de rabia de un boxeador sonado o la jaca de un equipo noqueado", ha resaltado, para añadir que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya dijo el 30 de enero que había una alerta internacional grave y el 28 de febrero la calificó de "amenaza muy alta".

Casado ha dicho que "eso lo sabía" el Gobierno porque para eso le "faculta la ley para recibir alertas internacionales". "Permitieron todos los espectáculos. Ser feminista no es poner en riesgo la vida de centenares de miles de mujeres. Lecciones a nosotros de feminismo, ninguna, señor Sánchez", le ha espetado.

El líder del PP ha preguntado de nuevo al Gobierno por qué "oculta" las cifras reales de fallecidos por el coronavirus, ya que, según ha señalado, el Instituto Carlos III habla de más de 43.000 víctimas y el Instituto Nacional de Estadística ha reconocido que hay "43.945 fallecidos más que el año pasado".

Mientras tanto, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha avisado este miércoles de que su partido no se quedará parado ante la "negligencia" del Gobierno en la crisis del coronavirus y ha anunciado que su formación promoverá nuevas movilizaciones en las calles, en las que además "enarbolará" la bandera de España.

Abascal a Sánchez: "No puede maquillar las decenas de miles de españoles muertos por el sectarismo y la negligencia de su Gobierno". Agencia ATLAS / EFE

"Esas banderas que ustedes han arrojado al suelo y esas que pisotean sus socios", ha acusado desde la tribuna del Congreso en su segunda intervención en el debate para la sexta prórroga del estado de alarma. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez había pedido antes a la oposición no utilizar la bandera "en vano".

En su turno de réplica, el líder de Vox ha avisado al Ejecutivo de que deberá "pagar" ante los tribunales por su gestión de la crisis y su partido no permitirá "impunidad". "Acudiremos a los tribunales, animaremos movilizaciones y enarbolaremos banderas", ha garantizado.

Abascal ha preguntado para qué sirve una nueva prórroga del estado de alarma si el Gobierno lleva dos días consecutivos asegurando que no ha habido fallecidos como consecuencia del Covid-19, pese a que las comunidades autónomas sí han notificado decesos. A su juicio, el único argumento para mantenerlo es "hundir más al sistema productivo español, a la España que madruga y cercenar libertades".

Y todo ello cuando España está "a la cabeza" de fallecidos por número de habitantes pese a haber sufrido el confinamiento más estricto, según ha denunciado el presidente de Vox, que ha achacado estos datos a los "fallos" del Gobierno y su presidente.

El aviso de ERC

Así, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, advertía de nuevo a Sánchez de los peligros de seguir pactando con Ciudadanos, que es "Vox en fase uno" y le insistía en que "todo no puede ser". "Dime con quien pactas y te diré qué pactas", ha señalado.

Aunque Rufián ha tenido este miércoles otros encontronazos, los vividos con la portavoz de JxCat, Laura Borràs.

Borrás ha echado en cara a Rufián su acuerdo para la abstención con el Gobierno mientras insistía en que el independentismo debería ir unido y lamentaba que el portavoz de ERC hubiera antes acusado a su partido de haber permitido gobernar a la derecha en el pasado -cuando CiU permitió la investidura de Aznar-.

Cs apoya la prórroga "solo por el bien de España"

El portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha atacado y se ha justificado por igual: ha espetado al presidente que este Gobierno no le gusta a Cs "nada, nada" pero ha defendido su voto favorable y el acuerdo con el Ejecutivo "sólo por el bien de España".

Bal a Sánchez: "Es un esfuerzo casi bíblico mantener la paciencia con usted en el Gobierno". Agencia ATLAS / EFE

Planes económicos concretos, y no un "parcheo constante", es lo que ha reclamado Aitor Esteban, el portavoz del PNV, el otro partido que como Cs ha llegado también a un acuerdo para votar sí.

Compromís sigue en el no y continúa reclamando un trato más justo en la financiación, como ha explicado Joan Baldoví, a quien Sánchez ha dicho no entender.

Por su parte, portavoces como el del PRC y el de Teruel Existe han advertido al presidente de que su apoyo no es un "cambio de cromos".

Oramas: "Me dan ganas de llorar

Todo en un debate igual de bronco que la mayoría de los celebrados para discutir las prórrogas de la alarma. Y eso que éste se ha celebrado un día antes la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, hacía ronda con los portavoces para pedirles rebajar el tono.

"Mientras aquí se insultan, mientras aquí se odian, mientras aquí se enervan las pasiones, ahí fuera hay todavía gente en las UCI que se están debatiendo entre la vida y la muerte (...), me dan ganas de llorar", ha dicho la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook