18 de octubre de 2019
18.10.2019
Cataluña

Insultos a Cayetana Álvarez de Toledo en Barcelona

Independentistas han proferido gritos como "fascista" y "argentina de mierda" a la diputada del PP

18.10.2019 | 16:34
Álvarez de Toledo se enfrenta a varios manifestantes.

Varios centenares de manifestantes independentistas han increpado este viernes a la diputada del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, con gritos de "fascista, hija de puta", entre otros improperios, frente al ayuntamiento de Barcelona, en la plaza Sant Jaume.

"Mal follada", "argentina de mierda" o "vete a tu país" han sido otros de los insultos que han inferido a la diputada del PP, que se dirigía al consistorio para mantener un encuentro con su grupo municipal y que ha tenido que ser protegida por los mossos.

"Xenófobos", "id al colegio o a trabajar", "aprender algo sobre democracia y Estado de derecho", les ha respondido la política popular, que ha mantenido la calma e incluso ha saludado con ironía a los que la insultaban y le dirigían proclamas de "independencia".

Álvarez de Toledo ha tachado la huelga de este viernes de "intento de golpe grosero e inútil" y ha pedido que los "demócratas" vayan a las urnas el 10 de noviembre a "sacar" al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

En declaraciones a los medios desde Plaza Sant Jaume, donde ha sido increpada con gritos e insultos por algunos independentistas concentrados, Cayetana ha afirmado que el procés sigue con su "delirio", frente a lo que hay que hacer valer la "convivencia" y el "orden constitucional".

"La Constitución habla de ser libres e iguales y los que se intentan cargar eso se cargan la paz civil, es un drama absoluto", ha añadido la diputada, quien ha llamado a los demócratas a mantenerse "firmes" y "de pie". "Los demócratas tienen la oportunidad de sacar a Sánchez de la Moncloa, de quitar a este presidente impotente", ha añadido.

La diputada popular le ha dicho igualmente al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que "su futuro está escrito" y será "ir a prisión" si lleva a cabo otro referéndum ilegal, como apuntó ayer en el Parlament de Cataluña.

Ese mismo "destino" es el que ha pronosticado para el expresidente catalán Carles Puigdemont por perpetrar "un golpe al orden constitucional" en 2017, a pesar de que la fiscalía belga le ha dejado en libertad con medidas cautelares hasta que tome una decisión sobre su euroorden.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook