27 de marzo de 2019
27.03.2019
Investigación

Reabierta parte de una causa por espionaje de los Mossos

La Audiencia de Barcelona investigará la "vigilancia y controles" policiales a Bosch, presidente de SCC

27.03.2019 | 20:03
Josep Ramon Bosch.

La Audiencia de Barcelona ha ordenado reabrir la causa del supuesto espionaje de los Mossos al presidente de Sociedad Civil Catalana, Josep Ramon Bosch, que se destapó gracias a la documentación que la policía catalana iba a incinerar la víspera de declaración de independencia.

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, la sección octava de la Audiencia de Barcelona ordena reabrir esta causa, que en septiembre de 2018 archivó el titular del juzgado de instrucción número 19 de Barcelona, al concluir que existen indicios de que Bosch fue objeto de "vigilancia y controles" por parte de la policía autonómica.

El tribunal acuerda remitir el caso al juzgado de instrucción número 22 de Barcelona, que asumió la mayoría de denuncias relativas al supuesto espionaje por parte de los Mossos d'Esquadra a políticos y líderes constitucionalistas, y que aún está pendiente de que la Audiencia resuelva los recursos sobre su archivo, acordado en enero pasado.

El titular del juzgado de instrucción número 22 archivó la pieza central sobre el supuesto espionaje político al considerar que los Mossos d'Esquadra no incurrieron en "desviación de poder" y se limitaron a buscar información "esencial en toda policía", ante lo que los supuestos afectados y la Fiscalía recurrieron a la Audiencia.

A partir de la testifical del excomisario del área de Información de los Mossos d'Esquadra Manel Castellví, el titular del juzgado 22 determinó que la policía autonómica actuó con "competencia", recabando datos de personas que por su significación sociopolítica podían ser partícipes o víctimas de incidentes en un momento "especialmente vulnerable", en pleno proceso independentista.

La veintena de afectados por este supuesto caso de espionaje, entre ellos políticos y representantes de entidades constitucionalistas, sindicalistas, abogados y periodistas, recurrieron ante la Audiencia de Barcelona, al entender que los Mossos se "extralimitaron" en sus funciones por "fines políticos" y que no investigarlo "daría carta blanca" a repetir los seguimientos.

A la espera de que la Audiencia resuelva este recurso, la sección octava de este organismo judicial ha revocado el archivo de la pieza relativa a Bosch que archivó el juzgado de instrucción 19.

La sección octava de la Audiencia resalta que en la documentación que los Mossos iban a incinerar la víspera de la declaración de independencia del 27 de octubre de 2017 figuran una foto de Bosch y su nombre en un organigrama a color como vinculado a Societat Civil Catalana (SCC) "en el seno del entramado de vigilancias y controles de la denominada operación Cataluña'".

Por este motivo, apunta la Audiencia que se puede "deducir racionalmente, al menos con carácter indiciario", que Bosch estaría siendo objeto de "vigilancias y controles", lo que corroboró un periodista en una testifical en que sostuvo que un informante le dijo que el presidente de SCC era de las personas más vigiladas tanto en su vida pública como privada.

Un portavoz de los denunciantes consultado por Efe ha indicado que la decisión de la sección octava de la Audiencia de Barcelona de reabrir la causa del juzgado 19 y remitirla al juzgado 22 les da esperanzas de que la Audiencia acabe aceptando su recurso y ordene reabrir la pieza central de este caso de supuesto espionaje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook